Edil de Frutillar (PS) llama a no perseverar en acusación contra Van Rysselberghe

100

El Alcalde de Frutillar y Primer Vicepresidente Regional del Partido Socialista, Ramón Espinoza, manifestó que la salida de Jacqueline Van Rysselberghe «restituye el principio de que actuar con la verdad es una obligación ética y política de toda autoridad pública, sin excepción y sin excusas, y que además el fin no justifica los medios, constituyendo una clara señal que la UDI no puede pretender chantajear al Gobierno para imponer sus criterios y cuidar sus intereses partidistas como estaba ocurriendo y como vemos que ocurre a diario en nuestra Región con el excesivo protagonismo en las decisiones del Gobierno Regional del Diputado Recondo, pasando por encima de la necesaria separación de poderes y de funciones de los órganos del Estado y sus representantes».

Junto con lo anterior, Espinoza apuntó al Intendente Juan Sebastián Montes señalando que «con esta renuncia forzada de la ex Intendenta del Bío Bío, se debe entender que un Intendente o Intendenta es una autoridad que debe ser factor de unidad y no de división por eso esperamos que en la región el Intendente Montes tome muy en serio esta lección y señal, y deje de seguir atacando a cada paso al Gobierno anterior y a los actores de la oposición, y se termine con la persecución política hacia funcionarios de planta del Gobierno Regional y de los servicios públicos, se respete la carrera funcionaria y no se provoque menoscabo laboral ellos».

Finalmente hizo un llamado a los parlamentarios de la Concertación a no perseverar en la acusación constitucional «porque para los chilenos ya quedó claro con la renuncia que dicha acusación tenía sustento y el imperativo ético era la salida de la ex Intendenta, lo que se cumplió».