Formalizarán a involucrado en agresión contra un estudiante secundario en Valparaíso

151

El hecho, registrado el pasado 13 de agosto, llamó la atención por la brutalidad del ataque al ser abordado el menor por 10 jóvenes

El próximo martes 16 de noviembre, a las 09.30 hrs., se realizará la audiencia de formalización de B.A.S.M., de 16 años, por su presunta participación y responsabilidad como autor del delito consumado de lesiones menos graves contra el menor J.M.G.D., hecho registrado el pasado 13 de agosto en las afueras del Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso.

La formalización se realizará en base a la querella criminal presentada por la madre del menor con el patrocinio del abogado Alejandro Chaparro, en contra de todos aquellos que resulten responsables por el delito de homicidio, de tipo frustrado, con la finalidad de establecer las responsabilidades en la brutal agresión que recibió el menor, que fue golpeado por 10 jóvenes y resultó con heridas por arma blanca en sus piernas y el abdomen.

“Con esta audiencia se inicia formalmente el proceso investigativo en contra del imputado, lo que nos deja satisfechos. Con todo, creemos que existen otras personas involucradas y los delitos por los cuales se deben formalizar son de mayor penalidad, por lo cual continuaremos colaborando con la investigación para determinar la responsabilidad que tienen todos los involucrados en estos lamentables hechos”, señaló el abogado Alejandro Chaparro.

Antecedentes

De acuerdo a lo informado por el abogado querellante, la agresión se registró el pasado 13 de agosto, en circunstancias que los menores se encontraban jugando en el patio del establecimiento, produciéndose un altercado.

Conforme a los antecedentes entregados por otros alumnos, el menor habría llamado a otros jóvenes que no pertenecían al liceo para esperar a J.M.G.D., también de 16 años, llegando 10 personas al lugar.

El menor agredido – según comenta el letrado – fue obligado a salir del establecimiento, situación aprovechada por el grupo de agresores para encararlo, agrediéndolo con golpes de pies y puños, y luego, con armas corto punzante en ambas piernas y en el abdomen.