Municipio de Puerto Varas no llega a avenimiento con Essal y continúa con demanda ambiental

Hoy se efectuó una sesión extraordinaria del Concejo Municipal de Puerto Varas, instancia en la que se presentaron cuatro puntos en tabla, de los cuales la materia más relevante fue el avenimiento de la causa C – 30 alojada en el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia.

De este modo, el municipio demandó el 2 de agosto de 2017 a la sanitaria Essal, por la eventual responsabilidad en la contaminación del Lago Llanquihue y que, por parte de la casa edilicia puertovarina, busca la reparación del daño ambiental.

A partir de lo anterior, en la primera audiencia llevada a cabo el pasado 20 de marzo, los ministros del Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia Iván Hunter, Sibel Villalobos y Jorge Retamal, entregaron las bases al municipio y Essal para una eventual conciliación entre las partes, avenimiento parcial o total del litigio que implicaban que se “realice un control estricto de los aliviaderos de tormenta y de cualquier otro punto de rebalse que tenga la empresa demandada mediante el uso de caudalímetros; se propone la habilitación de una estación meteorológica financiada por Essal la que deberá proveer información precisa y representativa de la ciudad de Puerto Varas, como registro histórico debiendo encontrarse sujeta al monitoreo permanente por parte de un tercero. Se propone que estos caudalímetros y la estación meteorológica brinden información en línea y se encuentre permanentemente libre al acceso al público. Se propone el establecimiento de un plazo de monitoreo de los caudalímetros y de la estación meteorológica por 5 años con realización de informes públicos de carácter anual a cargo de un consultor a acordar entre las partes”.  

Así, tras las reuniones sostenidas entre el municipio y la sanitaria Essal, el pasado 19 de abril, el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia, concedió un plazo de 40 días procesales para resolver la materia, por lo cual, se fijó para el martes 31 de julio la continuación de la audiencia de conciliación, pruebas y alegaciones.

En ese contexto, y luego de analizar los antecedentes para una eventual conciliación, que de haberse llevado a cabo debía ser votada en Concejo Municipal, el alcalde Ramón Bahamonde informó que el municipio estimó necesario no llegar a acuerdo con la empresa sanitaria Essal. De esta manera el jefe comunal expuso que el objetivo de la administración es llegar a las últimas consecuencias con la demanda interpuesta y que tiene como objetivo velar por el cuidado del principal cuerpo de agua dulce de la comuna y de la cuenca del lago Llanquihue.

Finalizada la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, el alcalde Ramón Bahamonde explicó que “esta Administración no se vende, no negocia y mucho menos lleva maletín. Creo que la asistencia de mucha gente aquí, que no ha aportado nada a Puerto Varas y que se ha beneficiado de nuestra plusvalía, de una vez los puertovarinos sepan y conozcan que solamente la confianza en nuestro pueblo nos hará más grande y nos hará acreedores de la verdad ante todas las injusticias que hemos tenido que sobrepasar. Me siento orgulloso de ser alcalde de todos los puertovarinos y sobre todo, de aquellos que son siempre mirados en menos”.