Foto: Rafael Arenas Encinas - Facebook

Atropello terminó con la vida de Adán Marileo, conocido comunicador y dirigente social de Alerce

Alerce nuevamente está de luto por una gran pérdida: Adán Marileo Ruiz, encargado de Cultura de la Delegación de Alerce, falleció la madrugada de hoy sábado 2 de febrero víctima de un atropello en la ruta que conecta Puerto Montt con Alerce, a la altura del puente Arenas.

Adán Marileo Ruíz, emblemática figura de las comunicaciones, la cultura y el mundo social, desarrolló una gran y extensa trayectoria como relator deportivo, gestor cultural y como candidato a concejal los años 2005 y 2012, entre otras actividades.

El acalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes Rojas, declaró estar consternado y profundamente triste por el repentino deceso de quien calificó como un gran exponente del mundo de la cultura y del compromiso social. El jefe comunal agregó que el fallecimiento de Marileo se traduce como una pérdida irreparable para toda la comuna y Alerce.

“La comunidad de Alerce nuevamente ha sido golpeada por la desgracia. No hay palabras para expresar el hondo pesar en el que estamos sumidos por la trágica muerte de un gran hombre, comunicador, gestor cultural y funcionario municipal. Es un gran amigo que nos deja. Sólo tengo expresiones de un profundo dolor por todo lo que significa la partida de Adán, por todo lo que hizo y lo que dejó inconcluso. Acompañaremos a su familia en estos difíciles momentos”, expresó.

El delegado Municipal de Alerce, Jaime Mendoza, subrayó que se trata de una pérdida irreparable el fallecimiento alguien como Adán Marileo, que amaba la localidad de Alerce y que se sentía orgulloso de pertenecer a esta importante zona de Puerto Montt.

El delegado municipal agregó que la principal característica de Marileo era que jamás decía que no a diversas tareas que implicaban el bien público y que lo transformó en un “obrero” de la cultura. “Nos preocupa su familia, su hijo Marcelo, su esposa Marcela, sus padres, a los que vamos a acompañar”. comunicó el Delegado Municipal.

Su quehacer estuvo marcado en sus inicios por el teatro y que posteriormente lo derivó al quehacer cultural en distintas facetas que, en la práctica, lo transformaron en un activista de iniciativas simbólicas para la localidad, como cambiar, a través de la recolección de firmas, los nombres a dos principales arterias denominándolas como Violeta Parra y Víctor Jara.

Además, fue impulsor de la adquisición de un carro bomba para el Cuerpo de Bomberos y creador del Bus de la Cultura para llevar a los niños de Alerce al teatro. En el ámbito de sus tareas, que quedan inconclusas, está la restauración de la antigua estación de trenes de Alerce y la conservación de otro hito cultural, que se ubica a un costado de la ruta que une el sector con Puerto Montt, conocido como el “Sillón del Presidente”.

Simultáneamente, trabajó – codo a codo – con los artesanos y escultores de Alerce desplegando diversas muestras de sus trabajos en distintos lugares de la comuna; conjuntamente, en el emplazamiento de la estatua indígena en la plaza Wipala Lawal.

La vida de Adán Marileo Ruíz estuvo profundamente marcada por su compromiso con la causa mapuche y de todos los pueblos originarios a lo largo del país, siendo su representante en varias instancias.

Dando cumplimiento a su deseo, expresado en vida, su velatorio se efectuará en la sede del Club Deportivo Bádminton de calle Pablo Neruda con Los García, en Alerce.