En diciembre “La Tía Rica” paga más por el gramo de oro de 18 quilates

Hasta el próximo 31 de diciembre de 2016, la Dirección del Crédito Prendario (Dicrep), más conocida como “La Tía Rica” aumentó el precio de la tasación por el gramo de oro de 18 quilates, de $9.500 a $10.800.

De esta forma, la institución presente en nuestro país desde 1920 aumentará en un 13,7 por ciento el valor del gramo de oro y beneficiará a las familias en sus gastos en diciembre. Todo esto, manteniendo las mismas condiciones que hacen de Dicrep una alternativa oportuna de financiamiento. Vale decir, con un cobro del 2,5 por ciento del interés mensual y el otorgamiento de un plazo de 6 meses para pagar, el cual se puede renovar por otro período similar de tiempo, por una única vez.

El director general de la institución, Mario Acuña Prambs, señaló que en la Dicrep, “buscamos sistemáticamente mejorar nuestros productos estratégicos, con miras a consolidarnos como la alternativa más atractiva para quienes requieren de un crédito social, accesible y conveniente. Con el incremento en el préstamo por gramo de oro, estamos ayudando directamente a las familias que no tienen otra forma oportuna y solidaria de apoyo financiero”, indicó.

Por su parte el seremi del Trabajo, Claudio Villanueva, valoró el anuncio de la Dicrep señalando que ”se trata de créditos sociales a las familias más vulnerables de la región que muchas veces no tienen acceso a otro tipo de créditos, por lo tanto se trata de una gran ayuda para los gastos de las fiestas de fin de año”.

Cómo acceder a un crédito

Para acceder a un crédito en “La Tía Rica” la persona sólo debe ser mayor de 18 años de edad, tener un documento que acredite identidad y llevar una especie, que puede ser joya u objetos varios, para dejar en garantía.

Cabe consignar que no es necesario acreditar antecedentes comerciales, ni laborales. Sumando varios lotes, una persona puede acceder a un crédito con un monto tope de $2.400.000.

Actualmente, de cada 10 personas que acuden a Dicrep, 4 utilizan el dinero que les entrega la institución para la economía familiar y pagar servicios básicos como agua, luz y gas; 3 lo usan para cumplir con distintos compromisos comerciales, 2 para comprar alimentos y el resto para fines diversos, como costear la movilización o la salud.

De los usuarios que empeñan en la Dicrep, el 96% paga y recupera la joya u objetos varios que dejan en la institución como garantía.