En Chiloé un grupo de hilanderas recibió apoyo para seguir ejerciendo su oficio

16 mujeres artesanas pertenecientes a la agrupación “Hilanderas de los mil paisajes” de Quemchi, celebraron el cierre de la capacitación de 100 horas lectivas recibido a través del programa “Proyecto Mejora a la empleabilidad para artesanos y artesanas tradicionales de zonas rurales” realizado por la Subsecretaría del Trabajo junto a Fundación Artesanías de Chile, en el cual revisaron todo el proceso de la lana, desde la obtención del vellón, la madeja limpia, la identificación de los tipos de hilado, el manejo, almacenamiento y teñido de lana, hasta el mejoramiento de la gestión comercial.

“Para el Ministerio del Trabajo esta iniciativa representa la conclusión de una alianza estratégica entre el Ministerio y la Fundación Artesanías de Chile, en donde hemos podido ser testigos del trabajo que se ha desarrollado con un grupo de mujeres hilanderas de la zona, rescatando el tema patrimonial y cultural como también traspasando nuevas competencias que les van a permitir atraer nuevos recursos a sus familias”, señaló el seremi del Trabajo y Previsión Social de Los Lagos, Claudio Villanueva.

Paula Abarca, directora de proyectos en Fundación Artesanías de Chile, enfatizó que la importancia de este curso está en apoyar a la Isla. “Sabemos que post Marea Roja hay una necesidad imperiosa de generar mayores posibilidades de ingreso, en especial a las mujeres. Vinimos a Quemchi porque aquí teníamos una maestra artesana que conoce la realidad, conoce las artesanas y fue ella de hecho quien formó el grupo, viendo quiénes tenían mayores aptitudes, quiénes tienen también más necesidades y con quiénes podíamos seguir a largo plazo. Otro punto muy importante es que identificamos que existe un mercado para la lana hilada, oficio que va en disminución ya que cada vez hay menos mujeres que quieren hilar a mano; es un producto que tiene muchas posibilidades de salir al mercado tanto a un cliente final como a las mismas artesanas que requieren de hilado, es una posibilidad concreta de mantener la tradición de las artesanas por las mismas protagonistas y pueden generar una alternativa importante de ingresos que se mantenga en el tiempo”.

La directora de proyectos agregó que “estas capacitaciones fueron una primera etapa, se logró el producto final, un producto homogéneo, de calidad, los distintos tipos de hilado, se pudieron clasificar; y el próximo año viene un trabajo con la agrupación para que se consoliden como grupo, para que adquieran herramientas de gestión, de comercialización, y que puedan sacar adelante la venta de sus piezas, a un precio justo, en nuevos mercados fuera de la Isla y que realmente sea una alternativa que se mantenga en el tiempo, ese es el desafío que tenemos el próximo año.”

Olivia Unicahuín Silva, una de las artesanas capacitadas, entregó su testimonio y señaló que “fue una experiencia maravillosa, yo toda mi vida he hilado en huso, luego vino la moda de la rueca eléctrica cosa que nunca me gustó, viví en Temuco 9 años, pero cuando venía compraba lana para hilar porque es lo que se hacer y me encanta. En este curso me pude conectar con la gente que yo dejé de ver hace muchos años, el curso no lo tomo por el lado del dinero, sino como una forma de trabajo, he hecho ventas muy buenas, pero si tengo que regalar un hilado, lo hago”.

Fundación Artesanías de Chile es una entidad privada sin fines de lucro que trabaja para preservar la identidad cultural de Chile, agrupando, asesorando y capacitando a artesanos y artesanas chilenas, difundiendo, valorando y preservando las artesanías tradicionales; pertenece a la red de fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia.