Avanza proyecto que aumentará en un 10% la Pensión Básica Solidaria

 

A un paso de convertirse en ley, quedó el proyecto que reajusta en un 10% el monto de la Pensión Básica Solidaria y aumenta los beneficios del Aporte Previsional Solidario, luego que la iniciativa fuera aprobada ayer por unanimidad en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. A la sesión asistieron el Director Nacional del Instituto de Previsión Social, IPS, Patricio Coronado, junto a la ministra del Trabajo y Previsión Social, Ximena Rincón y a la subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara.

El reajuste extraordinario propuesto en el proyecto de ley no eliminará el reajuste ordinario que se aplica anualmente en el mes de julio de cada año a estos beneficios, de acuerdo a lo indicado por la ley que creó el Pilar Solidario. Asimismo, propone recalcular y aumentar los beneficios del Aporte Previsional Solidario. Ambas modificaciones regirán a partir del 1 de enero de 2017.

Por su parte, la titular de la cartera de Trabajo, Ximena Rincón, calificó como una buena noticia la aprobación del proyecto. La Secretaria de Estado destacó, una vez más, el respaldo de los parlamentarios a la iniciativa legal que “significará un paso importante en la mejora de la calidad de vida de más de 1 millón 400 mil adultos mayores de nuestro país, quienes verán aumentadas sus pensiones de $93.543 a $102.897”.

Asimismo, el director nacional del IPS, Patricio Coronado, reconoció el esfuerzo conjunto del Gobierno y los parlamentarios en la aprobación del reajuste y señaló que este tipo de iniciativas permiten avanzar en equidad para nuestros adultos mayores. “Estamos conscientes que este reajuste no resuelve todos los problemas de los pensionados y pensionadas más vulnerables, pero es un paso muy significativo para seguir garantizando la protección social a las personas que más lo necesitan en nuestro país”, afirmó la autoridad.

La iniciativa, que ahora pasa a la Comisión de Hacienda del Senado, fijará además de manera permanente la regla de cálculo del Aporte Previsional Solidario de Vejez, determinada al momento del acceso al beneficio, de modo de garantizar que todas y todos los beneficiarios reciban este reajuste.