Foto de contexto: Interior de la ex cárcel de Chin Chin - Por: Marco Jiménez

Corte calificó de “abuso de la fuerza” la acción de gendarmes en incidentes en cárcel de Puerto Montt

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt acogió el recurso de amparo presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) a favor de 41 internos del Centro Penitenciario de esta ciudad que resultaron lesionados en medio de los graves hechos de violencia ocurridos el 15 de abril en dicho penal.

Ese día, en medio de un conflicto entre los imputados del módulo 22 y el personal de Gendarmería, decenas de internos recibieron impactos de balines de goma y golpes de puños, pies y bastones de servicio, resultando con heridas sangrantes y lesiones en distintas partes del cuerpo.

El fallo que acogió el recurso del INDH explica que, independiente de las causas que dieron origen a los desórdenes, los antecedentes permiten concluir que los funcionarios actuaron haciendo un uso desmedido de la fuerza.

“No es posible considerar que era necesario el uso de elementos de seguridad contra los imputados en la cantidad y entidad empleada, conduciendo a esta Corte a concluir que hubo un abuso de la fuerza empleada, donde Gendarmería de Chile transgredió su deber de custodio de la seguridad de los internos, no entregándose el trato digno requerido”, dice el dictamen.

La resolución prosigue señalando que la institución incurrió en una vulneración del artículo 19 N° 7 de la Constitución Política de la República de Chile en lo relativo a la seguridad de los internos, al no haber ajustado su actuar a la normativa vigente.

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt ordenó a Gendarmería “adoptar las medidas necesarias para el adecuado registro gráfico y/o fílmico  de las actuaciones que ejecute en las situaciones de motines o indisciplina que permitan sostener sus aseveraciones acerca de los procedimientos efectuados y dirigidos a restablecer el orden al interior de la Unidad Penal, y en su caso, el justificado uso de la fuerza racional con el señalado objeto”.

Además el tribunal establece que la institución debe enviar a la Corte el resultado del sumario en curso, y en paralelo resolvió enviar los antecedentes al Ministerio Público para los fines que estime pertinentes.