Erupcion Volcán Calbuco - Foto: Francisco Negroni

A un año de la erupción del volcán Calbuco, vecinos de Lago Chapo realizaron balance

Un día 22 de abril de 2015 cerca de las 18.04 horas, comenzó la erupción del volcán Calbuco, ubicado a 70 kilómetros al este de Puerto Montt, proceso que derivó en la evacuación de las familias que vivían en Lago Chapo y Río Blanco, por la parte sur del volcán, además de las consecuencias que tuvo en el sector de Ensenada y Petrohué.

Cuando se cumple un año, la Junta de Vecinos de Lago Chapo realizó un balance de lo que se ha avanzado y de aquello que falta por cumplir. Junto con ello se destacó el rol que ha tenido la unidad de los habitantes y del trabajo de la entidad social para agrupar las demandas de la comunidad y estar frecuentemente trabajando para que las promesas se ejecuten.

Habitabilidad

Desde la Junta de Vecinos indicaron que hasta ayer sólo se habían entregado tres subsidios de vivienda de un total de 54 que presentaron daños y que en marzo se les informó que se aceptó el estudio de la posible entrega de 11 subsidios, siendo sometidos a la misma tramitación de cualquier subsidio, no diferenciándose que perdieron sus viviendas en una catástrofe.

“Los bonos de arriendo y acogida para las familias también han sufrido retraso en sus pagos generando imponderables en pagos de servicios básicos, al día de hoy hay varias familias que aun mantienen pendiente el pago del mes de marzo”, manifestaron.

Conectividad e intervención de cauces

La Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) intervino los ríos, pero la Junta de Vecinos, “realizó una inspección e informó al seremi del MOP Carlos Contreras la falta de intervención en el río Este de no más de 300 metros, pero que dada la topografía y el comportamiento presentado por los ríos en inviernos anteriores y por lahares menores, hacía peligrar el sector denominado El Coihue y alrededor de 17 viviendas. Aun esperamos la intervención de este servicio y vemos con preocupación el errático comportamiento de los ríos ad portas de la llegada del invierno”. Al menos tres familias están con problemas de conectividad en el sector El Este.

La entrega de puentes se ha cumplido y existe el compromiso de iniciar durante este año el estudio para los puentes definitivos además de asfaltar hasta Río Blanco, dejando los restantes siete kilómetros a Lago Chapo para el año siguiente, esperando que pase el invierno, comprobando con esto cómo se comportan los cauces.

Desarrollo económico

Sercotec entregó ayuda, la Municipalidad capacitó en manejo de invernaderos y siembra al aire libre, pero muchas familias no tienen sustento porque perdieron el trabajo en empresas que debieron cerrar y aun no se ha desarrollado algún proyecto de empleos de emergencia para las 71 familias de Correntoso, Río Blanco y Lago Chapo. Hay una promesa de la Municipalidad de Puerto Montt de iniciar un proyecto en mayo por un período de dos meses, instancia que se ha dilatado desde enero, señalan.

Seguridad y manejo de las emergencias

Con la Onemi se implementó un Comité de Emergencias en constante capacitación para que los vecinos conozcan los riesgos de la zona, lugares de reunión y evacuación. La Municipalidad, por su parte, realizó talleres con vulcanólogos del Sernageomin.

La posta rural comenzó a funcionar en abril, y el abastecimiento de agua se hace mediante camiones aljibe y la existencia de estanques de gran volumen en distintos lugares del sector.

Agricultura

“Indap nos informó que no cancelará los animales no devueltos del fundo Los Cuernos de Polincay y que los agricultores solo podrán postular a un proyecto de reposición de masa”.

“En relación a la reposición de praderas prometidas en una mesa de trabajo, se nos informó que no se realizará”.

“Se ha cumplido la promesa de asistencia veterinaria en el sector y está pronto a comenzar un nuevo proceso de atención de este tipo agendado para el mes de junio del presente año”, detallaron.

Políticas gubernamentales en sectores de riesgo de desastres naturales

Desde la Junta de Vecinos dijeron que pasada la erupción denunciaron la intervención del río Pichiblanco que da origen al río Colorado, por parte de una empresa que construía una central de paso. “La denuncia jamás fue respondida y nos encontramos con una gran muralla de concreto y encausamiento por tuberías en un sector con mucho material suelto y en un curso de un gran lahar ocurrido en abril del año pasado”.

“Aquí ningún servicio se ha hecho cargo de su participación, ya sea con autorizaciones, falta de fiscalización u oficiando cambios en las condiciones topográficas y medioambientales, que sin prever un invierno y el comportamiento de los cursos naturales de las aguas pudieren producir pérdidas económicas, y Dios no quiera humanas, por la irresponsabilidad en el cumplimiento de las funciones de directores de entidades como Conaf, SEA, Superintendencia del Medio Ambiente, Energía, DOH, entre otras”.