Carabineros, PDI, Gobernación y organismos públicos fiscalizaron locales nocturnos de Puerto Montt

Con más de ochenta funcionarios policiales y de servicios públicos se efectúo esta madrugada un operativo en locales nocturnos en la ciudad de Puerto Montt, detectándose en estas fiscalizaciones  deficiencias en la infraestructura de estos recintos en instalaciones eléctricas, vías de emergencia, principalmente en el sector de calle Andrés Bello.

A partir de las 23 horas de este viernes y desde el frontis de la Gobernación se dio inicio a las fiscalizaciones, las que fueron encabezadas por el gobernador de la provincia de Llanquihue, Juan Carlos Gallardo, prefecto de Carabineros, coronel Patricio Yañez y prefecto de la Policía de Investigaciones, Iván López. A estas acciones se sumaron los funcionarios del Servicio de Impuestos Internos, Inspección de la Dirección del Trabajo y de la Dirección de Obras Municipales.

En total se inspeccionaron trece locales, procediéndose a realizar 103 controles de identidad; se cursaron infracciones a la ley de alcohol a 22 personas por ingesta en la vía pública. Además se cursó una infracción a un local por no otorgar boletas por venta y se desarrollaron controles vehiculares.

El gobernador provincial destacó el despliegue policial, el que a su juicio contribuye a la sensación de seguridad de las personas. “Lo que estamos haciendo es procurar que Puerto Montt, de noche sea una ciudad tranquila, segura, ordenada y para eso hemos realizado este operativo de fiscalización con más de ochenta y cinco efectivos con el apoyo de Carabineros, Policía de Investigaciones y otras instituciones públicas”.

Sin embargo los problemas más serios se visualizaron en las instalaciones eléctricas y salida de emergencia de estos locales. “Evidentemente podemos seguir mejorando en cuanto la seguridad de algunos locales que presentan déficit en materia de infraestructura, no están acondicionados los baños para discapacitados, problemas con las vías de escape, luces de emergencia que no funcionaban y deficiencias en las instalaciones eléctricas y en ese campo, aun falta mucho por mejorar”.

Frente a esta situación, la Dirección de Obras Municipales notificó por estos incumplimientos a algunos de estos locales ubicados en la calle Andrés Bello, teniendo un plazo de 15 días para la presentación de documentos eléctricos, certificado de Bomberos y permiso de recepción.

Asimismo la autoridad provincial manifestó su preocupación por  la cantidad de personas consumiendo alcohol en la vía púbica, principalmente en las escaleras cercanas al centro de la ciudad, procediéndose a pasar las infracciones correspondientes.

Al respecto el prefecto de Carabineros, señaló que se efectuaron controles permanentes en distintos locales. “La evaluación de la labor es bastante positiva, sobre cincuenta controles de personas, favorablemente no se registraron desórdenes, una muy buen acogida, sobre todo de los jóvenes que estaban en los locales. En cuanto a los locatarios mostraron su conformidad con las fiscalización que les permite trabajar tranquilos”.

En tanto el prefecto de la Policía de Investigaciones, Iván Lopez, indicó que se detectó una ciudadana extranjera trabajando en un lugar nocturno, quien tiene una orden de arraigo. “Se dejó citada de manera inmediata al departamento de Extranjería y de las personas que se consultaron aparecieron 16 personas con antecedentes policiales”.

Agregó que el objetivo de este operativo es garantizar la seguridad de la gente que va a disfrutar de locales nocturnos, “la idea es ahuyentar a los delincuentes que pretenden ingresar  a este tipo de locales y detectar a los delincuentes que están con orden de aprehensión pendiente y ponerlos a disposición del tribunal como corresponde”, enfatizó López.