Foto archivo

Caso Viviana Haeger: Jaime Anguita y carpintero en prisión preventiva por 8 meses

En una larga audiencia que comenzó después de las 11.30 horas y que culminó a las 16.20 horas, con dos recesos breves, y que pudo ser seguida en vivo a través de internet, se realizó la formalización de cargos contra Jaime Edgardo Anguita Medel, por parricidio, y José Heriberto Pérez Mancilla, por homicidio calificado, contra Viviana Haeger Masse, encontrada en agosto del año 2010 en la buhardilla de su casa, tras 42 días de no haber sabido nada de su paradero.

Ambas personas fueron detenidas el martes 8 de diciembre tras una investigación que se inició hace unas semanas, por el dato que entregó una mujer que estuvo en prisión preventiva en la cárcel de Puerto Montt y que habló con el abogado de la familia Haeger, Sergio Coronado, a quien la mujer ubicaba desde que él era fiscal; considerando su buen trato le dio una información que fue puesta en conocimiento del Ministerio Público llegando, a través de terceras personas, a dar con la ubicación de José Pérez Mancilla, a quien los detectives de la PDI de Osorno interrogaron, contándoles mayores detalles sobre el crimen.

Según expuso el Fiscal Regional Marcos Emilfork Konow durante la formalización, en junio de 2010, el imputado Jaime Anguita Medel, esposo de Viviana Haeger, contactó al imputado José Heriberto Pérez Mancilla ofreciéndole 5 millones de pesos a cambio de que éste le diera muerte a la contadora e hiciera desaparecer su cuerpo. Éste, “actuando motivado por la promesa remuneratoria, y siguiendo las instrucciones del imputado Jaime Anguita” concurrió hasta la parcela ubicada en el Parque Stocker de Puerto Varas, donde fue recibido por la víctima.

En la formalización el jefe regional de los persecutores, afirmó que el imputado Pérez redujo a Viviana Haeger y la llevó al dormitorio principal e hizo que se arrodillara, “colocando una bolsa plástica en su cabeza, ocluyendo las vías respiratorias de la víctima con una de sus manos, hasta causarle la muerte por asfixia”. Agregó Emilfork que luego ocultó el cuerpo en una buhardilla, dejándola en un sector que no permitía ser vista para quien ingresara a dicho lugar”. Posteriormente, el imputado sustrajo una cámara de video, una caja metálica que contenía un anillo, elementos de fantasía y documentación, así como también una cámara fotográfica.  Días después, Jaime Anguita se reunió con Pérez Mancilla en Puerto Montt, oportunidad en que le entregó la suma de 2 millones de pesos, “en pago de la promesa remuneratoria que le había efectuado”, dijo el representante del Ministerio Público.

De acuerdo a lo señalado en la audiencia, en el caso de Jaime Anguita, a juicio de la Fiscalía estos hechos constituyen el delito consumado de parricidio y tendría participación en calidad de autor inductor, con la agravante de haber cometido el delito mediante premio, recompensa o promesa. Respecto de José Pérez Mancilla, la imputación es como autor material del delito consumado de homicidio calificado con la agravante de haber actuado por premio o promesa remuneratoria.

Fuera del tribunal, decenas de personas mostraron felicidad por la decisión de la jueza de Garantía Ximena Bertín, en acoger la petición de la Fiscalía y parte querellante, decretando la prisión preventiva para ambos imputados por el plazo de 8 meses, tiempo que, de acuerdo a lo señalado por el abogado Sergio Coronado, podría ser prorrogado conforme a las diligencias que se irán desarrollando para reunir los medios probatorios. Por lo pronto detalló que pedirán participar en la reconstitución de escena.