Prefecto inspector Alfredo Castillo, ex jefe regional de la PDI en Los Lagos - Foto: Mauricio Sáez E.

Ex jefe de la PDI Alfredo Castillo rompió su silencio: “No me merezco el trato que he recibido”

En una ceremonia encabezada por el subdirector operativo de la PDI, prefecto general Christian González, se efectuó esta mañana el cambio de mando de la policía civil en la región de Los Lagos, dejando el cargo el prefecto inspector Alfredo Castillo y asumiendo el prefecto Víctor Pérez, quien proviene de la región de Los Ríos.

El subdirector operativo Christian González, quien también pasa a retiro luego de 36 años en la PDI, mencionó que el cambio obedece a la decisión del nuevo director general en la conformación del nuevo alto mando 2015-2016 y que entre los días lunes a jueves de la próxima semana se producirán todos los procesos pendientes a nivel nacional. Respecto al sumario que se lleva adelante en contra del prefecto inspector Alfredo Castillo y que dice relación con posibles faltas administrativas en comisiones de servicio, González afirmó que el acto administrativo aun no ha concluido y con posterioridad se dará a conocer el resultado.

Visiblemente afectado, en el último día como miembro activo de la policía civil, el prefecto inspector Alfredo Castillo recordó que durante su gestión como jefe regional en Los Lagos, se alcanzaron logros significativos en materia de resolución de delitos y también en otras áreas, como por ejemplo se llamará a licitación para construir la nueva prefectura de Osorno y el proyecto del nuevo cuartel para Puerto Varas está en condiciones para ser financiado. Castillo aseguró que su salida obedece a un proceso normal de conformación del nuevo Alto Mando, acogiéndose a retiro junto a otros siete oficiales generales que han cumplido más de 33 años en la institución, y no directamente al sumario que enfrenta.

Segundos después, Alfredo Castillo dijo que ha guardado silencio por respeto a su familia y a la PDI, pero ahora que ya no es jefe regional reconoce que ha sido injustamente vilipendiado en el último tiempo, “Creo que se me ha tratado con injusticia, sin ningún rigor profesional, se me ha acusado livianamente y sin ningún antecedente válido, de hechos que revisten inclusive carácter de delito, en circunstancias que hay un proceso administrativo, ni siquiera un proceso penal. El proceso administrativo (sumario) que está pronto a finalizar, me hace una mínima observación en estos temas que concitaron una situación bastante desagradable y dolorosa para mí y para mi grupo familiar”.

“Todavía no alcanzo a entender cuál es el interés de un medio de comunicación en específico de intentar enlodar mi nombre. Cualquiera que vea mis antecedentes personales se dará cuenta de que soy una persona intachable. Se me ha enlodado de manera injusta y desproporcionada. Si hay algún error es de carácter administrativo pero se me ha acusado de hechos que son delitos”, argumentó.

“Por muchos meses he callado y he escuchado estoicamente todo lo que se ha dicho en mi contra, y el medio que ha encabezado esto, sin ningún rigor profesional, sin ningún apego a la ética, ha hablado de mí sin conocerme, no se han tomado la molestia de conversar conmigo o de averiguar lo que pasa en la institución, pero si han tenido la libertad de decir lo que han querido, aprovechando la posibilidad que tienen de difundir su opinión, la que yo no tengo”, agregó.

“No me merezco el trato que he recibido. En estos más de 33 años de servicio he servido a mi patria a través de la Policía de Investigaciones de Chile, con gran sacrificio y esfuerzo. He estado destinado desde Iquique hasta Punta Arenas, he trabajado en el extranjero como agregado de la policía en embajada; tengo una trayectoria brillante y se me ha enlodado en este último tiempo de manera completamente injusta y desproporcionada”, detalló Castillo.

Consultado si sabe qué pudo detonar esta situación, el saliente jefe regional de la PDI en Los Lagos, sostuvo que “Creo no haberle hecho mal a nadie, solamente he hecho mi trabajo y si alguna vez me equivoqué en alguna decisión que tomé, las equivocaciones son propias de quien toma decisiones, pero nunca hubo mala fe ni hubo un accionar tendencioso ni que buscara perjudicar a alguien. Esas comisiones de servicio que son cuestionadas las hice, estuve en los lugares, trabajé, hice mi función, como lo he hecho desde el primer día que asumí hasta el último día que estuve trabajando, hoy en la mañana, en este cuartel”.

Por último Alfredo Castillo indicó que se reserva, como cualquier persona, el derecho de ejercer las acciones legales que sean pertinentes, instancia que analizará junto a un abogado.

Por: Mauricio Sáez E.