El médico veterinario Javier Cabello junto a los dos pequeños lobos marinos rescatados

Desorientados lobos marinos se recuperan de la desnutrición en hospital veterinario de la USS

En una playa, desnutridos y desorientados. En esas condiciones personal de Sernapesca rescató a dos lobos marinos encontrados en las costas de Calbuco y Maullín, luego de los llamados de algunos de vecinos que habían divisado a estos animales deambulando errantes en el borde costero de ambas comunas.

Tras su rescate, los mamíferos de unos cinco y siete meses, fueron derivados hacia el Hospital Clínico Veterinario (HCV) de la Universidad San Sebastián. Actualmente, están siendo atendidos por profesionales y estudiantes de la institución universitaria en Puerto Montt.

“Cuando llegaron a  la Universidad había una notoria disminución de su peso, precisamente por la desnutrición que presentaban. Pareciera que habían pasado varios días sin comer. Pensamos que esto ocurrió porque, por su edad, están en un periodo de destete, donde se alejan del seno de su madre y al ingresar al mar perdieron el rumbo, considerando las fuertes marejadas y temporales que afectaron la zona hace algunos días”, indicó Javier Cabello, médico veterinario de la U. San Sebastián.

Actualmente, los mamíferos están siendo alimentados con merluza y pejerrey, además de suministrarle vitaminas y antibióticos para fortalecer su estado de salud, debido a que llegaron con problemas respiratorios.

Más Animales

Cabe destacar que hasta el HCV también llegó una tortuga de 35 kilos, la más grande que han atendido hasta ahora y que fue encontrada en condiciones similares a otras que con anterioridad también fueron rescatadas: letárgicas y con principios de hipotermia. Hoy, la tortuga está bajo extremos cuidados. También se recupera satisfactoriamente.

Además, durante esta última semana, personal del SAG entregó a profesionales de la carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad San Sebastián una guiña que fue capturada luego del llamado de una vecina de Chamiza que sorprendió al felino en su leñera, luego de haber atacado a algunas de sus gallinas.

Desde la sede universitaria, Cabello aconseja que ante cualquier contacto con algún animal herido, extraviado o agresivo, los vecinos se puedan comunicar con  SAG o Sernapesca para controlar este tipo de situaciones.