Foto: Mauricio Sáez E.

Peligra venta del tradicional milcao en las calles de Puerto Montt tras no renovación de permiso

El milcao, el producto gastronómico estrella de la zona sur – la masa de papa rallada cruda más papa cocida molida, sal, manteca y chicharrones – el mismo que forma parte del curanto y que se puede cocinar frito o al horno, está con los días contados en las calles de Puerto Montt, porque el permiso para la venta en el comercio ambulante caducó en diciembre y no se renovará de acuerdo a lo informado a los comerciantes durante el pasado mes por la Municipalidad de Puerto Montt.

Así lo difundió ayer el presidente de la CUT en la provincia de Llanquihue, José Pacheco, al dar a conocer la situación refiriéndose en particular al caso de la señora Alicia Subiabre, quien vende milcaos en calle Urmeneta, frente al paseo Talca, fuera del mall Paseo del Mar en la capital de la Región de Los Lagos.

Alicia Subiabre pagaba mensualmente más de 20 mil pesos en permiso municipal, lleva 10 años vendiendo comida (antes en el antiguo Mercado Municipal) y desde hace 7 años en el centro de Puerto Montt donde contaba con permiso que le entregó el anterior alcalde Rabindranath Quinteros previa evaluación de una asistente social.

La señora Alicia indicó a cronicalibre.cl que el jefe de gabinete del municipio puertomontino le dijo que no iban a renovarse los permisos. “Me dio mucha pena porque este es nuestro sustento. Tengo una hija postrada, inválida, gastamos mucho y va a ser difícil tener plata para poder vivir, entre leña, pañales, gas. He estado bastante mal por eso. Nosotros tenemos confianza en que el alcalde se pondrá la mano en el corazón para poder solucionar nuestros problemas”, confidenció la comerciante.

Alicia cuida sola de su hija de 26 años que padece el síndrome de West, con un 90% de discapacidad mental. La joven se queda acostada en la casa cuando ella trabaja y cuenta con la ayuda desinteresada de una vecina que la va a ver y a darle comida con frecuencia. Su rutina diaria empieza a las 6 de la mañana cuando en la cocina prepara los utensilios, masa y aceite para comenzar a freír los milcaos a las 7.30 horas. Luego le da desayuno a su hija y la deja acostada para llegar después de las 10 de la mañana al centro y comenzar la venta de los milcaos que no solamente disfrutan los sureños, sino que también turistas vuelven todos los años a comprarle el producto típico de la zona.

La respuesta del municipio

Mediante un comunicado de prensa lo siguiente:

La Municipalidad de Puerto Montt aclaró que la renovación de los permisos para vender milcaos o productos alimenticios preparados en el centro de la ciudad, está determinada por la Autoridad Sanitaria de la Región de los Lagos, dependiente de la Seremi de Salud.

El servicio gubernamental establece exigencias para el expendio de alimentos preparados que garantizan la Salud Pública y que no vayan en desmedro de la población.

El alcalde Gervoy Paredes sostuvo su opinión al respecto, indicando que el Municipio de Puerto Montt no es responsable de esta medida, puesto que no está entre sus competencias determinar los temas sanitarios.

“Nosotros valoramos la relevancia cultural y gastronómica del Milcao como producto culinario, pero tenemos que puntualizar que los permisos que otorga el municipio para la venta de estos productos en las calles del centro están regidos por lo establecido en la normativa vigente, que exige esta autorización sanitaria, que resguarda evidentemente la salud de las personas; de lo contrario, la entidad edilicia se expone a sanciones y/o multas. Esperamos que esta situación sea subsanada a la brevedad”, puntualizó la autoridad comunal.

 

 

Por: Mauricio Sáez E.