Imagen libre de derechos

Avanza proyecto para que abogados no videntes puedan ser jueces o fiscales

Tras más de 5 años de tramitación fue aprobado en la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, el proyecto presentado en junio de 2009 por la diputada de la UDI, Marisol Turres, que busca derogar el artículo 256 N° del Código Orgánico de Tribunales que impide que los abogados no videntes puedan ser jueces.

“Este impedimento se extiende a los Fiscales del Ministerio Público, pues el artículo 60 de la Ley 19.640, Orgánica Constitucional del Ministerio Publico, señala que ‘no podrán ser fiscales quienes tengan alguna incapacidad que los inhabilite para desempeñarse como jueces’. Esto es reafirmado por el artículo 33 del Reglamento de Personal para los fiscales que dispone que ‘los ciegos no pueden ser fiscales’ “.

“Es de mucha importancia seguir eliminando las barreras que a diario deben enfrentar personas con capacidades diferentes. Y los profesionales del derecho no videntes, si reúnen las capacidades necesarias, no tienen por qué ser impedidos de desarrollarse como fiscales o magistrados”, sostuvo la Parlamentaria.

“Estamos hablando de normas claramente discriminatorias y que no tienen justificación en la actualidad, pues existen abogados no videntes que han sido estudiantes brillantes y son profesionales destacados, incluyendo el ámbito académico y algunos importantes servicios públicos. Un abogado no vidente que ha ejercido intensamente su profesión, debería estar en condiciones de ingresar a la judicatura o al Ministerio Publico sin que existiese razón alguna para prohibirle a priori ejercer esas funciones. Por ello es necesario derogar esa prohibición”, afirmó la parlamentaria.

Turres precisó que incluso la norma actualmente en vigencia que ha propuesto derogar podría ser inconstitucional pues pugna con principios generales que señalan que las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos, que garantizan la igualdad ante la ley y que garantizan que ni la ley ni autoridad alguna podrán establecer diferencias arbitrarias.

“Hemos dado un paso importante para eliminar esta medida que cierra las puertas a abogados con capacidades diferentes pero que son altamente competentes. Esperamos que este proyecto avance ahora con rapidez y se convierta pronto en ley para terminar con esta discriminación”, concluyó la legisladora.