Alcalde Jorge Westermeir junto al intendente Nofal Abud

Crisis de algueros, desarrollo y organizaciones sociales planteó el alcalde de Maullín ante nuevas autoridades regionales

Una intensa agenda desarrolló el alcalde de Maullín, Jorge Westermeier Estrada, en Puerto Montt, al reunirse con diferentes autoridades regionales de gobierno, para plantearles cuáles son las necesidades de la comuna y conocer los mecanismos y ayuda que se pueden concretar para el desarrollo y el progreso de Maullín.

La primera reunión fue con el jefe de la división de Análisis y Control de Gestión del Gobierno Regional, Alejandro Sotomayor, para saber en qué etapa están algunos proyectos comunales, como la habilitación del suministro eléctrico en el sector de Puelpún, el mejoramiento de cinco calles de Maullín, la posta de Astilleros, la escuela rural Los Arces de Olmopulli, la pavimentación de calles en Carelmapu y la adquisición de dos camiones tolva para el municipio, necesidades que fueron bien recibidas por la autoridad, acordando agilizar los trámites para aquellos que ya cuentan con RS (recomendación favorable para su financiamiento y ejecución).

Luego el alcalde se reunió con el nuevo seremi de Gobierno, Francisco Reyes, a quien se le planteó la necesidad de fortalecer las organizaciones sociales de Maullín, a través de un proyecto denominado Centro de Inversión Pública Comunitaria, lugar donde los dirigentes y la comunidad en general podrán postular a través de la web a una infinidad de programas y proyectos financiados por el Estado, además de la realización de capacitaciones y talleres en torno a esta temática.

Más tarde fue el turno del MOP, donde el alcalde Westermeier dio a conocer al nuevo seremi del ramo, Carlos Contreras, la necesidad de concretar la construcción de la anhelada Dársena de Abrigo para los pescadores artesanales de la comuna, proyecto estancado durante la administración anterior y que es una necesidad prioritaria para los hombres y mujeres cuya actividad económica depende del mar, además de plantear la necesidad de asfaltar definitivamente el camino entre Quenuir y el cruce cuatro vientos, proyecto de conectividad que también es una de las necesidades más importantes para los vecinos de Quenuir.

El intendente regional Nofal Abud también recibió al alcalde Westermeier en su despacho y el tema central del encuentro fue la necesidad de tratar a la brevedad el problema que afecta al sector alguero de la ribera norte con la aparición del alga verde que impide cosechar y comercializar el “pelillo”, situación que ya estaba en conocimiento del representante de la Presidenta Bachelet en la región, quien solicitó un oficio formal con los antecedentes técnicos que hasta ahora se tienen sobre este grave problema que afecta la economía familiar de quienes viven de esta actividad productiva, con la idea de buscar soluciones en conjunto y en el corto plazo.

Además el alcalde junto al intendente revisaron los mecanismos de apoyo a las comunas más pequeñas de la región de Los Lagos como Maullín, en comparación con aquellas que tienen un mayor desarrollo, en temas como la pequeña agricultura, la pesca artesanal y el turismo.

El edil también se reunió con el gobernador provincial de Llanquihue, Juan Carlos Gallardo, quien manifestó estar muy interesado en el tema del alga verde por el impacto negativo que tiene en las familias que se dedican a la recolección de la “gracilaria”, solicitando un informe técnico de la Subsecretaria de Pesca para armar una mesa de trabajo con diferentes servicios públicos y trabajar en terreno con los algueros para definir de qué forma enfrentar el problema, dependiendo de las causas que provocaron la proliferación explosiva de la llamada alga verde.