Diputados aprueban proyecto que regulará la venta de videojuegos violentos

La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa de regular la venta de videojuegos violentos, la cual ahora pasará al Senado para continuar el trámite constitucional. El texto de la iniciativa dispone, mediante la incorporación de un artículo a la Ley del Consumidor, la obligación para fabricantes e importadores de videojuegos, de poner en los envases de sus productos, leyendas que señalen claramente el nivel de violencia del videojuego respectivo, advertencia gráfica que deberá ocupar al menos un 25% del espacio en ambas caras del envase o envoltorio, de acuerdo con una calificación dispuesta por el Consejo de Calificación Cinematográfica, que contempla criterios según el nivel de violencia, contenidos sexuales y tipo de lenguaje empleado.

El proyecto aprobado por la Cámara Baja dispone además que los fabricantes, importadores, proveedores y comerciantes del rubro, podrán vender y arrendar videojuegos que sean calificados como no recomendados para menores de una determinada edad, exclusivamente a quienes acrediten cumplir la edad requerida, debiendo exigir en cada venta o arriendo la cédula de identidad respectiva.

La infracción a la norma contempla podrá ser sancionada por los jueces de Policía Local con multas de 1 a 50 unidades tributarias mensuales, sanción que podría duplicarse en caso de reincidencia dentro de un mismo año calendario.

“Me alegro que podamos avanzar en esta legislación, porque diversos estudios internacionales han demostrado que el uso excesivo de videojuegos violentos está relacionado directamente con mayores comportamientos agresivos en nuestros jóvenes”, indicó la diputada Marisol Turres.

“No se trata de limitar la libertad de los niños de jugar con videojuegos en sus casas. Lo que busca esta iniciativa es informar, y otorgar más herramientas a los padres para controlar los juegos que usan sus hijos,  y asi proteger su correcto desarrollo emocional”

“Espero que este primer paso legislativo permita llegar a que en el futuro se disponga que las consolas de juegos que se comercializan en el país puedan tener algún sistema de control parental que permita a los padres tener control sobre el contenido y duración en el uso de videojuegos por parte de sus hijos” concluyó la legisladora.