El MOP financiará trabajos de enrocado del río Blanco en Chaitén

A menos de un mes de finalizado y dado a conocer el “Estudio de mitigación de riesgo de inundación del rio Blanco en Chaitén” por el director nacional de Obras Hidráulicas, Arnaldo Recabarren y la gobernadora de la Provincia de Palena, Clara Lazcano, la obra ya obtuvo la rentabilidad social para ser llevada a cabo. La única variante fue que en su momento iba a ser financiada por la Subdere y ahora lo hará el Ministerio de Obras Públicas en su totalidad.

Este estudio constó de tres etapas; primero se analizaron los antecedentes y se trabajó en terreno, luego se realizaron los estudios básicos, para después llegar al informe final que concluyó que un enrocado podría dar una solución concreta y segura a los habitantes del sector sur de Chaitén. Por tanto, se optó por la construcción de dos enrocados en paralelo en la ribera sur. El enrocado interior será bajo, pero suficiente para contener las crecidas que ocurren una vez cada cinco años. Con esto se asegura mantener un cauce relativamente estrecho, asegurando velocidades de escurrimiento que permitan que el sedimento sea transportado hacia el mar. El enrocado exterior, por su parte, sólo se activará para las grandes crecidas del rio en el espacio entre ambos enrocados.  El costo de la solución adoptada es cercana a los dos mil millones de pesos y será financiado y ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas a través de la Dirección de Obras Hidráulicas. Para su ejecución, será necesaria la demolición de todas las estructuras existentes entre el cauce actual y la calle Sur.