Productores lecheros afectados por alza en costo de insumos y bajo precio que reciben por litro de leche

Explicando que el incremento del valor de dólar hace más de un mes anuló toda alza registrada en el precio pagado a productor por parte de la industria láctea nacional, el presidente de la Asociación Gremial de Agricultores de la Provincia de Llanquihue (Agrollanquihue), Eduardo Schwerter, nuevamente reafirmó que el problema sigue complejo entre productores y la industria nacional lechera.
“El alza de precio por leche, pagada a productor, registrada el 1 de enero, en la actualidad ya se ha anulado, por cuanto el incremento del valor del dólar ha hecho subir nuestros costos de producción,”, dijo Schwerter .
Cabe señalar que Agrollanquihue ya había manifestado hace algunos días que el año 2013 cerró con balance negativo y que era necesario activar todos los esfuerzos y gestiones a objeto de que las empresas transparenten el mercado. El estancamiento se hizo evidente al comprobarse una ínfima variación de 1,4 por ciento, según lo sostuvo el propio Eduardo Schwerter.
Explicó el dirigente que la mayoría de insumos que utilizan están indexados a dicha moneda “los fertilizantes se importan, la maquinaria se importa, alimentos para animales se importan, combustible, etc.”, agregó el gremialista líder de los agricultores de la Provincia de Llanquihue,
“No vemos señales al respecto por parte de la industria, la cual ya está percibiendo los beneficios en sus negocios de exportación, liquidando sus divisas a mayor valor, lo cual es muy bueno, pero debe también compartirlo con los proveedores de materia prima”, enfatizó Schwerter señalando una vez más la molestia y preocupación de los agricultores pequeños y medianos de la Provincia de Llanquihue, por esta situación que no ha podido ser revertida.
Indicó además que las cifras de beneficios evidentes que presenta la industria con los buenos precios internacionales que se les paga, y que – además lo califican públicamente como un gran año- , no se traspasa ni condice con la realidad lechera de los productores que los proveen del producto y que reciben bajos precios al entregar la leche.