Informe USS-Equifax revela que el total de personas con deudas impagas ha aumentado en un 94%

Ayer se dio a conocer el Tercer Informe Trimestral de Deuda Personal que realiza la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián en conjunto con Equifax, el que aporta nuevas cifras con respecto a la evolución de las deudas impagas y a los denominados nuevos morosos.

Según los resultados del informe, al analizar por segmentos según edad a las personas que fueron borradas del registro de deudores morosos en febrero del 2012 y que reingresaron a la base de deudores con impagos, el grupo más joven, entre 18 a los 24 años, ha aumentado de manera significativa en el último año, teniendo las mujeres una tasa de reingresos de un 29%.

“El segmento de los jóvenes, considerando aquellos de 18 a 29 años, es el grupo único etario que aumenta el valor promedio de sus impagos. Por otro lado, en el grupo de las mujeres muy jóvenes, menores de 25 años, observamos un fuerte incremento en la cantidad de morosas y en los montos impagos”, explica Hugo Lavados, Decano de la Facultad Economía y Negocio de la Universidad San Sebastián

Efectivamente, en el grupo de los más jóvenes, la deuda morosa de los hombres llega a doblar al de la mujer, siendo de $498.487 con respecto a los $292.649 respectivamente. Esto ocurre en todas las edades, y se explica por menores ingresos y menos mujeres que hombres que trabajan remuneradamente. De los nuevos morosos, la proporción de mujeres con cuotas impagas es de un 51%, lo que parece señalar que obtienen créditos un porcentaje de ellas, aun cuando presentan ingresos muy bajos o nulos.

En cuanto a las personas mayores, éstas presentan montos de morosidad que parecen muy altos en relación a su capacidad de generar ingresos En el grupo de personas por sobre los 60 años, la mora promedio muy alta si consideramos su baja participación en la fuerza de trabajo y en el empleo: $974.229 en promedio para las mujeres y $2.110.578 en promedio para los hombres,

Índice de Calidad de Deuda

El ICD continúa deteriorándose, con 72 puntos. Esto significa que, del total de las personas que se han comprometido con un crédito o pagos en cuotas, casi un 30% tiene una o más deudas que no han podido pagar a tiempo.

A octubre de 2013, son más de 770.000 los beneficiados por el llamado “borronazo” que volvieron a figurar en los registros comerciales. Uno de cada cuatro beneficiados por la ley ha reingresado por morosidad.

En esta misma perspectiva, el número de deudores morosos ha aumentado en más de 840.000 personas entre los meses de octubre del 2012 y octubre del 2013, lo que se traduce en un aumento de un 45% en el último año, y de un 94% desde el mes de marzo del 2012. En definitiva, en cada trimestre analizado se observa una cantidad creciente de personas morosas.
Los nuevos morosos aumentan su número e importancia, llegando a ser un 41% del total. Son más de un 1 millón 100 mil los morosos a Octubre 2013, y que no tenían mora en diciembre 2011.

“En nuestro estudio, observamos que más de la cuarta parte de los beneficiados por la ley 20.575, vuelven a tener deudas impagas, y este número sigue creciendo. Se observa que el comportamiento de pago de las mujeres, al contrario de lo que se ha sostenido habitualmente, no es mejor que el de los hombres, es levemente más malo. Por otra parte, es muy importante resaltar la importancia de contar con bases de deudores morosos, así como conocer el total de sus deudas. Esto mejora la generación de créditos, con mejor gestión de riesgos, y permite hacer análisis más detallados.”, concluyó el Académico.