Con disparos contra funcionarios de la PDI terminó operativo antidrogas en Puerto Montt

Tras un procedimiento en conjunto realizado el Equipo de Reacción Táctica (ERTA) de la PDI y las Brigadas Antinarcóticos de Puerto Montt y Osorno, se logró la detención de tres personas dedicadas a la comercialización de cannabis sativa en la Región de Los Lagos.

El operativo se inició en Osorno, luego que personal del Servicio Nacional de Aduana incautara 5 kilos de cannabis sativa al interior de un bus internacional proveniente de Argentina con destino final Puerto Montt, el cual ingresó por el paso fronterizo “Cardenal Samoré”.

De esta manera, y tras una orden verbal de la Fiscalía Local de Osorno, la Briant adoptó el procedimiento determinando que los propietarios de la droga eran una pareja de jóvenes que tenían como destino la ciudad de Puerto Montt, donde entregarían la marihuana a un narcotraficante, familiar de la joven de iniciales A.A.O.M. (24).

Tras ser emitida la orden detención en contra de los tres individuos, se solicitó la colaboración del ERTA, con la finalidad de minimizar los riesgos de la detención del financista de la organización criminal, por cuanto la policía manejaba información que el sujeto se encontraría armado.

Finalmente se ejecutó la acción policial, donde L.A.M.M. (32) resistió a la detención haciendo uso de un revólver Taurus, calibre .38 milímetros, con el cual efectuó una serie de disparos contra los funcionarios de la PDI, los cuales procedieron a reducir al imputado, sin resultar lesionados tras la acción policial.

Tras detener al sujeto, funcionarios de la Briant Puerto Montt, descubrieron bajo tierra, un segundo revólver de las mismas características que el anterior con seis proyectiles en su interior, además de clorhidrato de cocaína, 17 cartuchos .38 milímetros, $1.300.000 en dinero falsificado y 120 mil pesos en dinero en efectivo.

Los tres sujetos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía Local de Osorno para su control de detención y posterior formalización por su responsabilidad común en el delito de infracción a la Ley 20.000. y en el caso del financista, por el delito de homicidio frustrado y porte ilegal de arma de fuego.