Diputado Vallespín: “Evelyn Matthei no debería tener categoría de ministra”

Recalcando que el informe de Contraloría “no pone en duda la calificación de exonerado, porque esa es facultad privativa del Presidente de la República”, el diputado de la Democracia Cristiana y presidente de la Comisión de Ética, Patricio Vallespín, hizo un llamado a los parlamentarios de gobierno y a los ministros de Estado a ser responsables y cautelosos con sus declaraciones hacia los miles de exonerados del país, sobre todo cuando se conoce un documento reservado del gobierno imperante en 1976, que cifraba en 228 mil 612 los exonerados.

“Cuando un país como Chile define que se hagan leyes de reparación, como la de exonerados, es porque reconoce y asume- como sociedad que quiere aprender de periodos traumáticos de la historia- que asesinar, exiliar, torturar y exonerar es malo para una sociedad. Por tanto creo que es irresponsable, impertinente y un agravio gratuito a miles de chilenos y chilenas de vivieron la exoneración, lo que hoy ministros y parlamentarios de derecha señalan”, dijo Vallespín.

El parlamentario aseguró que “aquellas personas que han hecho declaraciones en contra de los exonerados, diciendo que se han realizado máquinas para defraudar, están hablando más como humanoides que como personas que tienen responsabilidades políticas”.

Principalmente, el diputado Vallespín apuntó sus dardos a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, recalcando que “el Presidente debería pedirle la renuncia, y ella no debería continuar con la categoría de ministra, porque está acusando y atacando a todos por eventuales abusos de algunos, que obviamente la justicia deberá individualizar y sancionar”.

Recordando que en la Región de Los Lagos son más de 8 mil las personas calificadas como exoneradas, Patricio Vallespín pidió terminar con la persecución a las familias que “viven con un nudo en la garganta porque temen perder un beneficio que creían seguro y que se sienten nuevamente humillados y convertidos en parias de la sociedad por las declaraciones destempladas e irresponsables de algunas autoridades”.