En Puerto Montt se registra un promedio de 80 robos por mes en los automóviles estacionados

El descuido de algunos conductores de dejar en sus vehículos especies de valor a la vista genera la oportunidad a los delincuentes. Ante esta riesgosa conducta, las autoridades encabezadas por el gobernador de la provincia de Llanquihue, Francisco Muñoz junto al Prefecto de Carabineros, coronel Máximo Lira realizaron entrega de folletería para entregar medidas de autocuidado. Esta acción la desarrollaron en calle Antonio Varas con San Felipe, uno de los lugares donde ocurren estos hechos delictivos.

Si bien en la capital regional – según señaló el Coronel Lira- existe una tendencia a la baja que se está registrando hace unos cuatro meses, “queremos llamar a la comunidad a que adopten medidas de resguardo de sus especies en este sector, que se ubica cercano a los malls, grandes tiendas. Esta es una zona ‘caliente’ que nosotros tenemos debidamente referenciada, focalizada y donde sea orientado nuestro despliegue policial”, explicó.

Insistió en la importancia de realizar la denuncia, ya que a través de esta acción es posible focalizar mejor la vigilancia policial.
Al respecto el gobernador provincial informó que en la comuna de Puerto Montt existe un promedio de 80 casos al mes, delito que perjudica seriamente el bolsillo del afectado. “No sólo es el robo de la especie, sin duda hay un daño a los accesorios, es decir la rotura de un parabrisas, o un vidrio lateral que incluso puede salir más caro que la propia especie robada”.

Recordó que entre las medidas está guardar sus pertenecías en el maletero “cualquier iniciativa de autocuidado nos puede ayudar a combatir este delito y sin duda no se está dando la oportunidad a los delincuentes”.

Finalmente hizo un llamado a los conductores de vehículos que cuiden sus cosas “lamentablemente si no contamos con la ayuda del conductor que frecuentemente deja su objeto de valor ropa, computadores, carteras a la vista, sin duda va ser una tentación para los delincuentes”.

En su mayoría las personas al ser consultadas por esta campaña reconocieron su falta de cuidado para proteger sus artículos, así como también tienen claro que después de las 19 horas las calles quedan más peligrosas, principalmente en invierno.