(Video) Rabindranath Quinteros desafía al PS y descarta candidatura a diputado: “No busco premios de consuelo”

Unos minutos después de las 11 de la mañana Rabindranath Quinteros apareció en la oficina ubicada en calle Benavente, saludó a los representantes de los medios de comunicación, se sentó frente a las cámaras e indicó que iba a leer una declaración y posteriormente respondería las preguntas que surgieran. Con su tono siempre enérgico dejó en claro que no aceptará por ningún motivo la propuesta de la Comisión Política del Partido Socialista que decidió anoche pedirle que se baje de su aspiración al Senado para ir como candidato a diputado por el distrito 57, dejando así sólo a Camilo Escalona quien buscaría la reelección.

Quinteros comenzó su declaración anunciando que de tal posición de la Comisión Política se enteró por los medios de comunicación, ni Osvaldo Andrade ni nadie más del Partido Socialista se ha comunicado con él y que supone que tendrá que ir a Santiago para conversar.

Posteriormente apuntó los dardos contra las cúpulas partidistas diciendo que su “lucha es en favor de la regiones y contra el absolutismo centralista que existe en Chile en todas sus instituciones incluidos los partidos políticos y también en el Senado, me inscribí porque el compromiso era realizar primarias abiertas”, sostuvo.

Remarcando cada una de sus dichos puntualizó “no estoy disponible para aceptar una propuesta distinta a la de ser candidato al Senado, no estoy en busca de un espacio de poder por motivaciones personales y por tanto no participo ni participaré en negociaciones, ni busco acomodos ni premios de consuelo“.

Tras ello indicó que “la comisión política está en un zapato chino porque creo que ayer no debe haber salido muy tranquilo el bloque que apoya a Camilo Escalona”. Rabindranath Quinteros añadió que su propósito no es provocar quiebres en el partido y que seguirá militando en el PS.

El Partido Socialista entregará su palabra final el próximo lunes, según dijo ayer el timonel socialista Osvaldo Andrade.

Por: Mauricio Sáez E.