Legisladora solicita a la FNE agilizar investigación a laboratorios farmacéuticos

“No es razonable que la Fiscalía Nacional Económica demore dos años en investigar actuaciones de laboratorios farmacéuticos que pueden afectar la libre competencia”, señalò la diputada Marisol Turres.  

          

La parlamentaria gremialista y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados señalò que esta situación es grave pues se trata, “de temas que dicen relación directa con la salud de las personas, con el acceso a la salud y con las condiciones de venta que tienen las farmacias hacia los distintos usuarios y pacientes que necesitan algún medicamento”.            

La legisladora recordó que el 27 de marzo de 2009, solicitó a la Fiscalía Local de Puerto Montt, investigar delitos que pudieran afectar a las principales cadenas de farmacias existentes en el país FASA, Salcobrand  y Cruz Verde que concertaron precios a fin de obtener mayores ganancias, lo que se conoció como “colusion de las farmacias”.

Posterior a eso, con fecha 9 de agosto de 2011 solicitó  a la Fiscalía Nacional Económica que investigara la actuación de los laboratorios farmacéuticos pues recibió denuncias que estos vendìan sus medicamentos a  diferentes precios según quien fuera el comprador, existirían diversos precios para cadenas de farmacias, hospitales privados, hospitales de instituciones de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública, Central Nacional de Abastecimiento, pequeñas Farmacias.

“Con fecha 2 de noviembre de 2011, la Fiscalía Nacional Económica informó a la Cámara que comenzó una investigación para recavar antecedentes a fin de comprobar la efectividad de las conductas anti competitivas”, pero no sabemos nada de sus resultados. En abril del 2012 la Cámara volvió a oficiar, porque no tenía respuesta a la investigación solicitada.

“Es así, que ya han pasado casi 2 años desde que solicité investigar este tema, y hasta ahora no existe respuesta alguna. Por ello solicité nuevamente oficiar a la Fiscalía Nacional Económica, pues no es razonable que una investigación tan relevante, que puede afectar la libre competencia y con efecto directo en la salud de las personas se demore dos años”, finalizó la diputada Marisol Turres.