Parlamentario denunció discriminación del Ejército contra capellanes evangélicos y de credos no católicos

El diputado Sergio Ojeda denunció que “en el Ejército se está discriminado a los capellanes evangélicos, ya que a ellos no se les asigna grado, ni sueldo, ni beneficios de salud y previsionales y tampoco pueden jubilar en la institución, a diferencia de lo que sí ocurre con los capellanes de la iglesia católica”. 

 
El parlamentario osornino explicó que “el capellán nacional evangélico del Ejército, doctor Jorge Cárdenas Brito, denunció estas diferencias, ya que un capellán católico tiene grado de capitán y gana la remuneración equivalente, gozando de previsión y de viáticos e incluso jubila a los treinta años de servicio, por lo cual recibe una pensión de por vida. En cambio, un pastor acreditado trabaja ad honorem y ni siquiera se le permite usar el nombre de capellán, por lo que no hay capellanía para ellos y se habla, por tanto, de que hay capellán sin capellanía”. 

Junto con la denuncia el legislador de la Democracia Cristiana agregó que la situación se debe al decreto nº 155 del Ministerio de Defensa que reglamenta la asistencia religiosa en establecimientos de las Fuerzas Armadas pero no se otorga a los capellanes de otros credos el derecho a una remuneración con los respectivos beneficios previsionales, argumentando que el decreto al no establecer ese derecho a los capellanes no católicos está incurriendo en una inconstitucionalidad con implícita desigualdad.

El diputado Ojeda puntualizó que “esta situación infringe gravemente nuestra ley de libertad de culto, que garantiza a las entidades religiosas el libre ejercicio de su ministerio, la práctica de su culto y les permite anunciar, comunicar y difundir de palabra, por escrito o por cualquier medio su propio credo y manifestar su doctrina. En lo fundamental, esta ley  prohíbe cualquier tipo de discriminación con otros credos y permite que desarrollen libremente sus actividades religiosas. Por ello, también creemos que se está violando la ley antidiscriminación”.
 
Por ello el diputado pidió al Presidente de la República y a los ministros de Justicia y Defensa “que corrijan la omisión y se considere a los capellanes evangélicos, protestantes y de otras iglesias con los mismos derechos que el que reciben los capellanes católicos. Además, queremos saber si esta situación se repite en las demás ramas de las fuerzas armadas y de orden”.