Turista norteamericano extraviado hace 17 días es encontrado por la PDI en Cochamó

Un emotivo reencuentro tuvo James Edward O’Connell de 19 años con su padre, quien viajó desde Los Ángeles, California, tras perder contacto con su hijo el 30 de enero del presente año.

Pero el final feliz de esta historia policial, se escribió gracias a un intenso trabajo entre el Ministerio Público, la Policía de Investigaciones y Carabineros quienes desplegaron un exhaustivo operativo en la Región de Los Lagos para dar con el paradero del joven turista.

Según relató el jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Ancud, Comisario Carlos Barahona, el martes recién pasado la Fiscalía entregó una orden de investigar por presunta desgracia que daba cuenta del extravío de un ciudadano norteamericano en la isla de Chiloé.

Con esos antecedentes, la PDI organizó un grupo interdisciplinario de detectives para buscar la turista, entre los cuales se encontraba un traductor, un operativo táctico ERTA, un profesor de Educación Física y un Geógrafo.

De esta manera los oficiales recorrieron diferentes parques de Ancud, además de comunicaron con los centros de turismo incomunicados vía radial. Estas diligencias arrojaron como resultado antecedentes que James O’Connell se habría dirigido a un refugio de la localidad de Cochamó, ubicado a 120 kilómetros de Puerto Varas.

Los detectives a cargo de la investigación se enfrentaron a una dura expedición  en las zonas montañosas de Cochamó, la cual se extendió por más de 12 horas, encontrando al joven norteamericano con la ayuda de Carabineros del reten local.

El Subcomisario Carlos Camino, integrante del grupo de búsqueda señaló “Esta persona ingresó al país a fines del mes de diciembre proveniente argentina, con la finalidad de recorrer parques nacionales y monumentos, a partir de esto su planificación inicial era estar en Punta Chilén, donde estuvo, para luego ir al Parque Nacional Tantauco, donde no llegó pues cambió su ruta sin avisar a nadie para llegar al sector de Cochamó, específicamente al sector de las Juntas, lugar totalmente incomunicado en el cerro Trinidad, donde perdió contacto con sus familiares.”

Tras la constatación de lesiones, el joven fue entregado a su padre en las dependencias de la BICRIM Puerto Varas, el cual manifestó  su alegría por recuperar sano y salvo a su osado hijo.