Vecinos reclamarán ante la SEC por continuos cortes no programados de la empresa eléctrica Saesa

Tras los reiterados cortes del suministro eléctrico en el sector de Quenuir en la comuna de Maullin, y que afecta además al abastecimiento de agua potable rural debido a que las bombas funcionan con electricidad generando pérdidas millonarias, es que las familias decidieron reunirse con el alcalde Jorge Westermeier y solicitar su apoyo para presentar un reclamo formal en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para denunciar este hecho y solucionar el desabastecimiento de energía.

 


Hasta 8 litros de petróleo por hora ocupan los motores de las bombas de agua durante las 72 horas que han durado estos cortes de electricidad, y uno de los vecinos aseguró que la situación se ha vuelto habitual, perjudicando a la planta de aguas servidas y al suministro de agua potable rural, agregando que al pagar 2 millones de pesos mensuales por APR, solo reciben de compensación 75 pesos de reembolso cuando hay interrupción en el servicio, lo que fue calificado como una burla por el afectado que nunca ha recibido una explicación de la empresa.

Por su parte, Katherine Yañez, dirigente del sector de Quenuir, señalo que hace un año y medio atrás un gerente de Saesa les prometió que no habrían más cortes y la situación está peor que en esa fecha, más aun cuando se quiere proyectar a Quenuir como una zona turística, pero sin luz y sin agua ningún turista querrá visitar el sector, decidiendo hacer este reclamo formal a la SEC hasta que la empresa entregue el servicio como corresponde.

En la reunión realizada con el alcalde Jorge Westermeier se decidió que varios dirigentes sociales del sector de Quenuir junto al edil entregarán una carta de reclamo en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, que es el organismo fiscalizador y sancionador de las empresas eléctricas cuando no entregan el servicio comprometido a las comunidades, acción que se llevará a cabo durante la mañana de este viernes, haciendo una pausa en la celebración del cumpleaños de la comuna y de una nueva versión del Festival Retro, pues según el alcalde Westermeier, las necesidades de los vecinos están en primer lugar, independiente de la época del año.