Dirigentes de Alerce Histórico apoyan idea de ampliar actual camino y conexión con Ruta 5

El Consejo Vecinal de Desarrollo de Alerce Histórico realizó una asamblea con sus dirigentes, delegados vecinales y algunos representantes de instituciones ligadas a la organización, con el fin de emitir un pronunciamiento común y decidieron apoyar el ensanchamiento de la actual ruta Alerce con bypass en Alerce Histórico y la conexión con la Ruta 5, simultáneamente.

 

El lunes pasado a las 19.30 horas se realizó el foro de los integrantes del Consejo Vecinal de Desarrollo de Alerce Histórico donde finalmente se tomó la opción de apoyar la idea del ensanchamiento de la ruta Alerce actual y la conexión con la Ruta 5, por los terrenos que cruzan los terrenos del empresario Nelson García. Según los vecinos, “estas soluciones serían más efectivas para descongestionar la vía existente, ya que la idea de una calle por Valle Volcanes se encontrará con los tacos propios de ese sector que se concentran en Cuarta Terraza en la salida hacia la ruta Alerce, en la cuesta Fourcade y la congestión provocada por los vehículos que van al colegio San Javier y que produce enormes tacos en el sector de Pichi Pelluco. El Plan Regulador dejó establecida una vía por Valle Volcanes, pero como una calle que irían construyendo las inmobiliarias que desarrollen proyectos en el sector, y a futuro sería una ruta secundaria”.

Los dirigentes estuvieron de acuerdo por unanimidad sobre la idea del ensanchamiento de la ruta actual, porque sería más económica y rápida su ejecución, además de que saldría a Presidente Ibáñez que tendrá un ancho apropiado para recibir a los casi nueve mil vehiculos de los horarios de punta. Junto con ello proponen que esta ruta Alerce tenga cuatro pistas como mínimo y que pase por detrás de la línea férrea en el sector de Alerce Histórico. Junto con ello son partidarios de que se construya al mismo tiempo la ruta de conexión con la Ruta 5 donde el Plano Regulador dejó establecido el Parque Industrial, por lo tanto resolvería una demanda histórica de crear las condiciones para que el empresariado desarrolle industrias que le den trabajo a las familias alercinas y no tengan que trasladarse todos a la capital regional diariamente.