Mediante campaña motivan a conductores a utilizar el cinturón de seguridad

Según el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en Chile, sólo el 50% de los ocupantes de los asientos delanteros de los automóviles usa el cinturón de seguridad. Si esta cifra parece preocupante, la tasa de ocupación en los asientos traseros es aún más alarmante, pues sólo una de cada diez personas usa este dispositivo.

Preocupado por esta realidad, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Alex Bartsch, dio inicio a una campaña preventiva para incentivar el uso del cinturón de seguridad entre los conductores y pasajeros de Puerto Montt. 

La campaña consiste en la entrega de información e instalación de adhesivos en los taxis colectivos, para recordar a los usuarios el uso obligatorio del cinturón de seguridad. La iniciativa busca además recordar que el uso de este dispositivo de seguridad es obligatorio desde el año 2005 para todos los ocupantes de vehículos livianos.

“El cinturón de seguridad salva vidas. Por eso el llamado es claro: todos debemos usar cinturón de seguridad. Así lo demuestran las cifras que indican que entre los accidentes registrados entre enero y septiembre de 2012, 8 de cada 10 personas que resultaron ilesas, usaron cinturón de seguridad. Además, una persona que sale despedida del vehículo tiene cinco veces más probabilidades de morir que la que permaneció en su interior”, señaló el Seremi de Transportes.  

El lanzamiento de esta iniciativa, se hizo en frente a la Plaza de Armas de Puerto Montt, donde participó activamente la Unidad de Fiscalización, Conaset, Injuv y Carabineros, quienes insistieron en la necesidad de generar conciencia sobre la importancia del uso de este dispositivo de seguridad, tanto en los conductores como en pasajeros de los taxis colectivos.

En la oportunidad, la autoridad regional de Transportes  recordó que “Chile ocupa el último lugar en el uso del cinturón de seguridad entre los países de la OCDE, al registrar sólo un 50% de uso en los asientos delanteros, versus Francia o Australia, donde su uso llega al 98%”.

Bartsch, agregó que esta campaña tiene por objetivo “cumplir con la misión de educar a los chilenos en temas de seguridad vial. Eso es lo que esperamos hacer en los próximos días, recorriendo la región con diversas actividades asociadas al uso del cinturón de seguridad y a la capacitación sobre el uso de elementos de retención infantil”.

Uso del cinturón en Chile

El cinturón de seguridad es usado por un 50% de los ocupantes de los asientos delanteros y sólo por un 10% de los ocupantes de los asientos traseros de un vehículo en Chile. Este nivel de uso también nos deja atrás a nivel latinoamericano. Al medir su uso sólo en los asientos delanteros, Chile se encuentra muy por debajo de Brasil (88%), Perú (85%) y Colombia (82%).

En Chile, el uso de cinturón de seguridad es obligatorio en los asientos delanteros desde 1985 y para todos los ocupantes de un vehículo liviano desde 2005. Para el transporte interurbano, el uso del cinturón de seguridad es obligatorio desde 2011, para los ocupantes de los buses que cuenten con le dispositivo. 

Cuando el ocupante es pasajero de un taxi colectivo, el uso del cinturón es responsabilidad del pasajero. Si éste no está o no funciona, la responsabilidad es del propietario, por lo que ambos pueden verse expuestos a multas que pueden llegar a 1,5 UTM.

Estudios Internacionales

Según el último ‘Informe Sobre  el Estado de la Seguridad Vial en la Región de las  Américas’ (2006-2007), desarrollado por  la Organización Panamericana de la Salud, viajar sin el cinturón de seguridad es el mayor factor de riesgo para presentar lesiones severas en ocupantes de vehículos motorizados. La lesión más frecuente y más severa en los choques frontales son los traumatismos craneoencefálicos. 

El mismo estudio reveló que el uso de cinturón de seguridad en los asientos delanteros reduce el riesgo de morir, en caso de un accidente de tránsito, entre un 40%  y un 50% y  que este porcentaje puede llegar hasta a un 75%, en el caso del uso del cinturón de seguridad en los asientos traseros.