Analista internacional cree que Bolivia “puede fabricar un caso” a raíz del diferendo entre Chile y Perú

Hoy se inicia la fase oral del diferendo marítimo que reclama Perú, y Chile ya está preparado con su equipo jurídico para hacer los  correspondientes alegatos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Según el gobierno peruano el límite marítimo entre ambos países está aún sin determinar, mientras que nuestro país sostiene que no hay temas limítrofes pendientes entre ambos, afirmando que existen tratados internacionales como los de 1952 y 1954 donde se establecieron los paralelos 18º 21‘ 03‘‘y que continúan vigentes.

Para César Ross, analista internacional y académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la U. de Santiago, si bien los presidentes de Chile y Perú han hablado respecto al tema y dicen que respetarán el fallo de La Haya, “en realidad sólo esperan que el tribunal les dé la razón, y ambos están invocando razones jurídicas”

“Pero en el caso de Chile y Perú,  independiente de lo que resuelva la corte, va a dejar heridos, ya que si le da la razón a Chile, Perú quedara resentido. Si es al revés, sucederá lo mismo. Ahora, si existe un fallo salomónico, ambos países se sentirán perdedores, pero ambos países aprovecharán el fallo para utilizarlo políticamente”, apuntó Ross.

Durante la semana pasada los ex presidentes Frei, Aylwin y Lagos sostuvieron una reunión con el Presidente Sebastián Piñera, con el fin de conversar respecto al juicio, “pero al término de la sesión,  las declaraciones hechas por los ex presidentes no fueron las más adecuadas”, advirtió el académico de la U. de Santiago.

César Ross sostiene que “Chile debe estar preparado para todos los escenarios,  aunque los títulos que invoca el país son formales y están suscritos internacionalmente, ratificados por Ecuador y respetados por Perú y Bolivia, durante 50 años”.

“Bolivia hoy no tiene un caso, pero se lo puede fabricar a raíz de esto. En los años 70 Perú tampoco lo tenía, pero se lo fabricó diciendo que los documentos que existen no son un tratado, por ello demandó a que se le permita un acceso al mar correspondiente a la línea de base de la frontera. Ahora, si la posición de uno u otro fuera clara, no habría conflicto, por lo tanto hay que aprender de la política exterior”, explicó Ross.

Los alegatos orales de ambos países en la Corte Internacional de Justicia, se van a extender durante dos semanas, instancia donde cada uno de los equipos jurídicos representantes, tendrán un día y medio para realizar las réplicas respectivas.

En tanto los presidentes de ambos países, Ollanta Humala de Perú y Sebastián Piñera de Chile, han manifestado que cualquiera sea la naturaleza del fallo de La Haya, ambos lo acatarán.