Luego de 39 años familiares sepultarán a joven conscripto asesinado en Santiago en 1973

Tras 39 años de angustia y desesperanza la madre del conscripto Julio Hernán Antilef Gaéz, muerto el 12 de septiembre de 1973, podrá dar cristiana sepultura a su hijo para que al fin descanse en paz en la ciudad de Llanquihue.

 

Cabe señalar, que el conscripto al momento de ser asesinado tenía 19 años, recibiendo un balazo en la Galería España de Santiago. De acuerdo a lo señalado en el informe Rettig el joven “habría muerto producto de las circunstancias”. El Ejército lo tuvo en el mausoleo militar, negándose a entregar el cuerpo constantemente a través de los años, como lo señaló el presidente de la Organización de Ejecutados Políticos, Alfredo Árgel.

Por lo anterior y gracias al Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, se realizaron todas las gestiones para trasladar el cuerpo del joven hasta la capital regional para ser entregado a su familia.

Referente a volver a tener el cuerpo de su hijo, la madre del joven, Inédita Antilef Gaez, señaló en exclusiva a El Heraldo Austral de Puerto Varas que “es harto triste recibir a mi hijo en estas condiciones, y ahora sólo llegarán sus huesitos, no me conformo con eso. Este momento es muy triste para mí, me da mucha pena. Esto sucedió un día 12 de septiembre y por más de un mes no tuve idea de lo sucedido, sólo supe del fallecimiento de mi hijo hasta el día 18 de octubre”.

Por su parte, uno de los hermanos de Julio; Eduardo, señaló su pesar al igual que su madre, agregando que “es un dolor muy grande para toda la familia después de tantos años y nunca se pudo hacer nada antes para poder traerlo. Ahora, gracias a la gente que vela por los Derechos Humanos, se hicieron todas las gestiones para poderlo traer, igual es bastante doloroso para mi mamá y para todos los hermanos, esto es bastante fuerte, no tuvo un velorio y no ha tenido un funeral como corresponde, ahora podrá descansar en paz”.

En este sentido, los restos de Julio Antilef llegaron ayer a Puerto Montt, siendo sus restos trasladados a la ciudad de Llanquihue, en donde desde las 19 horas se comenzó a realizar su velatorio en la Iglesia Sagrada Familia, ubicada en la Población Los Volcanes.

Hoy estaban reunidos los familiares, mama y hermanos en su casa habitación ubicada en calle Las Tepas, manzana 41, casa 23 de la Población Los Volcanes, para a eso de las 3 de la tarde realizar la misa en la Iglesia Sagrada Familia de la misma población para luego dirigirse al cementerio de Llanquihue para dar cristiana sepultura al joven.

En el hogar se respiraba un aire de tranquilidad – no de conformidad-  por parte de la madre quien se veía afectada ya que después de 39 años puede realizar el responso para que su hijo descanse en paz en su comuna.


Fuente: www.eha.cl