Emotivo ceremonial fúnebre rindió carabineros a perro policial muerto tras una enfermedad

Una simbólica ceremonia fúnebre se realizó en el frontis de la Tenencia de Carabineros Reloncaví, en el sector Pichi Pelluco de Puerto Montt, para despedir al can policial “Iago de las Tres Esperanzas”, quien dejó de existir por una enfermedad.


La actividad, presidida por el Comisario (S) de la Segunda Comisaría de Puerto Montt, Capitán Fernando Flores González, contempló la participación de niños de los jardines infantiles “Gotitas de Vida” y “Castillo de Ilusión”, una plegaria de despedida, el himno institucional y un emotivo discurso de despedida a cargo del guía de “Iago”, Cabo Primero Cristian Alegría Morales.

En su intervención, el emocionado guía destacó la labor desarrollada por el perro policial durante sus nueve años de vida, en la Escuela de Adiestramiento Canino, en la región del Bío Bío y en Puerto Montt. “El 27 de abril del 2008, tres menores se extraviaron en un cerro en el sector Chiguayante; se dispuso un operativo de búsqueda donde nuestro amigo Iago y su guía lograron dar con los niños sanos y salvos; el 27 de febrero de 2010, debido al terremoto y tsunami que afectó a la zona centro sur del país, Iago estaba en Dichato y a través de su oportuno aviso y acción se pudo salvar a los carabineros que se encontraban en el cuartel”, recordó el Cabo Primero Alegría.

El can, que llevó además alegría a distintas comunas de la región de Los Lagos y a muchos niños de jardines infantiles, dejó de existir recientemente en la casa de su guía, quien finalmente acompañó su féretro y último recorrido frente a su última destinación: la Tenencia Reloncaví, donde se rindieron los honores de reglamento.