En Los Muermos se instaló primer secador industrial de leña existente en la región de Los Lagos

Con el financiamiento del Fondo de Solidaridad e Inversión social, Fosis región de Los Lagos, la Unión Comunal de Comités Madereros de la comuna de Los Muermos que actualmente cuenta con 21 socios activos, representantes de 400 pequeños propietarios forestales distribuidos en 9 localidades rurales de la comuna, realizó la inauguración del primer secador industrial de leña existente en la región y el segundo en el país.

 

La iniciativa fue adjudicada mediante el Programa de Apoyo a las Actividades Económicas, en diciembre de 2011, en el cual la organización comunitaria se adjudicó $30.000.000, donde además para la presentación de la propuesta y ejecución contaron con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Los Muermos, a través de la Unidad de Fomento Productivo de la Dirección de Desarrollo Comunitario.

Esta gran inversión, posee como principal característica el ser eficiente, económico en términos operacionales y amigable con el medio ambiente, se prevé un cambio en la calidad de vida de los pequeños propietarios forestales, quienes a través de la Cooperativa Comercial Bosque Nativo (Coobosna), podrán ofertar leña seca durante todo el año, ya que el secador implementado es capaz de bajar a menos de un 25% el contenido de humedad en un período de 3 días, con una capacidad máxima de producción de 220 varas, logrando en un futuro próximo la certificación bajo el Sistema Nacional de Certificación de la Leña (SNCL).

Con ello la organización beneficiada podrá mejorar considerablemente sus ingresos familiares y a su vez dar valor agregado al recurso forestal, permitiendo explotar el bosque en menores proporciones y obteniendo mejores ingresos.

Aspectos técnicos:

Esta tecnología, funciona a través de un sistema de secado de leña compuesto por 2 cámaras aisladas y recubiertas con acero inoxidable interiormente (mayor vida útil). Cada cámara de 12 metros de largo tiene capacidad para 110 varas distribuidas en 6 carros.

Un calefactor a biomasa provee la temperatura de trabajo al sistema de secado que junto al sistema de ventilación y extracción cumplen la función de aportar aire caliente a cierta velocidad, lo que produce el efecto de secado en la leña. Un motor diesel de 10 HP es toda la energía necesaria para mover el aire en el/los secadores.

El consumo de biomasa equivale a aproximadamente un 15% del volumen a secar. Se recomienda para ello utilizar biomasa de deshecho (astillas, ramas, etc.), con lo cual se consigue bajar radicalmente los costos. También se podrían utilizar aceites como complementos de combustibles.

Al respecto, el Director Regional del Fosis, Julio Del Río Castro indicó que “nuestra institución ha sido capaz de incorporar tecnología de punta y al mismo tiempo muy sencilla que tiene una efectividad notable en términos de aumentar la producción de las comunidades vulnerables de productores de leña. Logrando al mismo tiempo duplicar los precios de comercialización permitiendo mejorar notablemente la calidad de vida de muchísimas familias”.