Arquitectos proponen ruta paralela que una longitudinalmente al país

Una pesadilla fue la que vivieron el pasado 15 de septiembre los automovilistas que salieron de la ciudad a celebrar fiestas patrias. Siete horas tuvieron esperar para cruzar la salida sur de Santiago y llegar a sus destinos. El pago del peaje angostura produjo la enorme fila de vehículos, causando molestia en los conductores.

Son varios los factores que influyen en este caso, entre ellos el aumento del parque automotor, la falta de infraestructura vial y el pago manual de peajes, lo que provoca en varias ocasiones, enormes congestiones en la carretera.

El año pasado el parque automotor alcanzaba 1,3 millones de vehículos en Santiago y las proyecciones auguran que para el 2020 esta cifra puede  llegar  a los dos millones de autos.

Rodrigo Vidal, arquitecto y académico de la U. de Santiago dice no entender “por qué siendo un país tan largo y estrecho como Chile, tengamos un solo paso norte – sur que es Angostura de Paine y, sobre todo, que no se haya implementado el tag en ese lugar”.

El urbanista cree necesario que se implemente de manera urgente una nueva carretera pre-cordillerana o paralela a la ruta 5 Sur. “Es un absurdo que todo el tráfico pase por Angostura de Paine”, concluyó Vidal.

En tanto el ministro de obras públicas, Laurence Golborne, explicó que se están buscando alternativas para evitar los tacos en la carretera. Una de las medidas en estudio sería fijar horarios de salida de acuerdo al número de patente de los vehículos. Medida que no tuvo eco en la ciudadanía y que algunos catalogaron de dictatorial. 

Jonás Figueroa, arquitecto y académico de la U. de Santiago fue categórico al plantear que “se deben multiplicar las salidas de la ciudad. Por ejemplo, la cuesta Chada hay que transformarla en una autopista con peaje, pudiendo ser una buena ruta alternativa”.

“El mundo moderno es motorizado y las ciudadanos hoy se trasladan de un punto a otro, por esto es importante multiplicar las opciones de salida en el tramo de los 60 kilómetros en torno a Santiago” aseguró el académico.

Los arquitectos de la estatal coinciden en que la solución más cercana es implementar el tag en las carreteras,  ya que el cobro manual del peaje provoca los tacos que afectan a los automovilistas en sus salidas de la ciudad.

Por: Isabel Chandía