Arquitecto opina que puente sobre el Canal de Chacao podría producir deterioro en la forma de vida de los chilotes

Desde hace al menos tres gobiernos que se está revisando la opción de la viabilidad de construir un puente sobre el Canal de Chacao, en la Región de los Lagos, convirtiéndose en un tema país largamente discutido por políticos y expertos.


Pero el arquitecto y director del Magíster Integrado en Diseño Arquitectónico (MIDA) de la Universidad de Santiago, Rodrigo Vidal, la discusión debió partir por cuestionarse si se necesita realmente un puente sobre el Canal de Chacao.

“Si se mira desde Santiago, como turista, puede ser un gran avance, pero desde el punto de vista patrimonial es tremendamente peligroso para la Isla de Chiloé, porque al ocupar menos tiempo para llegar a ella, habrá un tremendo impacto en la urbanización del lugar y, con ello, un deterioro en las formas de vida”, plantea Vidal.

Para Vidal, la decisión es política y desde su punto de vista “la construcción del puente sobre el Canal de Chacao no pasa por un tema económico, porque en Chile hay dinero para construirlo; difícilmente sea un problema técnico porque la ingeniería lo puede hacer; y menos por un tema paisajístico, ya que un puente bien concebido puede ser un hermoso aporte al paisaje”.

Según el arquitecto de la estatal, es necesario que la decisión sea tomada con el conocimiento absoluto y debe incluir tres puntos fundamentales: la manera en que se tomará la decisión; las implicancias que tiene para Chiloé embarcarse en este proyecto, desde el punto de vista de la preservación de uno de los lugares más hermosos de América del Sur, en términos de ocupación del territorio, construcción, preservación, cuota demográfica y valor de suelo; y a partir de eso, decidir cuál es la mejor decisión económica entre puente o túnel.

El arquitecto de la U. de Santiago recuerda que durante la primera licitación hubo un proyecto que tenía un valor agregado, dándole al plan una mirada más a largo plazo. Este consistía en que bajo el puente se instalarían turbinas para generar luz eléctrica utilizando la corriente del Canal. Esto quedó en el camino sin mayores opciones.

 

Muere la tradición 

Independiente de si se construye un puente o un túnel, hay quienes han dejado entrever que, de igual forma, se seguirán usando las barcazas para el traslado de camiones, hecho que Rodrigo Vidal pone en duda.

Esto porque no existiría una razón lógica de usar ambas alternativas para viajar hacia la Isla Grande de Chiloé. “Ahora sólo queda esperar la opinión de la comunidad chilota, para saber si realmente están todos de acuerdo en que este puente se construya y que, tal vez, les quite la tranquilidad económica, la simpleza y naturalidad del lugar tras la facilidad de llegar hasta la isla”, plantea el académico de la estatal.

Isabel Chandía / USACH