Comisión de Educación respalda indicación que pone fin al lucro con aportes estatales

En votación dividida, la Comisión de Educación aprobó la indicación sustitutiva, presentada por un grupo transversal de senadores, al proyecto que prohíbe la entrega de recursos públicos a entidades educacionales con fines de lucro.

 

Así lo informaron el presidente e integrantes de la instancia, senadores Carlos Cantero, Ignacio Walker y Jaime Quintana, respectivamente quienes señalaron que esperan aprobar en particular dicha iniciativa el próximo martes 28 de agosto.

Al respecto, el senador Cantero comentó que “se aprobó prácticamente toda la indicación sustitutiva al proyecto y en consecuencia, lo que establece esta iniciativa es una regulación en la que destina el 100% de la subvención educacional para los fines del proyecto educativo”.

El parlamentario indicó que “también se estableció las distintas modalidades de figuras jurídicas en las que se puede amparar el sostenedor que van desde una sociedad educacional, sin fines de lucro, hasta una sociedad comercial”.

A su vez, el integrante de la instancia, senador Ignacio Walker indicó que “aprobamos una disposición parlamentaria de dos senadores de gobierno y dos de oposición, que busca asegurar que la totalidad de los fondos públicos por concepto de subvención a los sostenedores públicos o privados vayan a los fines educativos.

Puntualizó que “cabe señalar que estos fondos públicos que alcanzan los US$6.000 millones al año, y por eso es necesario que se destinen al proyecto  educativo. Ello, porque la subvención estatal es a favor de los niñas o niños y no del sostenedor que es un administrador de estos fondos”.

El legislador informó que “quedan pendientes asuntos menores vinculados a la adecuación del proyecto, pero lo sustantivo ya está aprobado en la Comisión,  y ahora falta que lo despache la Sala del Senado y que regrese a la Cámara de Diputados”.

Paso trascendente

Mientras, el otro integrante de la instancia, senador Jaime Quintana comentó que “la aprobación de esta indicación sustitutiva que impide el lucro con fondos públicos, es un paso muy transcendente y al mismo tiempo, una de las transformaciones verdaderamente estructurales del cual estamos haciendo al sistema educativo”.

En ese sentido, el parlamentario añadió que “se trata de un cambio que desde años no se realizaba y lo que trae aparejado es establecer un mayor nivel de transparencia y entender que la educación no es un bien de consumo, sino un derecho esencial. Por lo tanto, tiene que quedar debidamente resguardado que los fondos que el Estado disponga sólo podrán tener una aplicación de fines específicos de educación y bajo ninguna circunstancia, podrán usarse para otros propósitos”.