Tercera versión del Concurso Nacional de Acuarela Hardy Wistuba cierra recepción de obras el 31 de agosto

Un llamado a participar por tercer año consecutivo del Concurso Nacional de Acuarelas Hardy Wistuba está realizando la Liga Chileno-Alemana y el arquitecto Alberto Colllados a todos los artistas plásticos que quieran hacer llegar sus trabajos, para lo cual el plazo final de recepción de obras es el 31 de agosto.

 

Con un premio único al primer lugar de US$5.000 dólares e itinerancia de las obras seleccionadas por el país y Latinoamérica, el concurso fue creado en honor del artista chileno Hardy Wistuba, fallecido en 2010, y busca relevar la figura del notable acuarelista así como incentivar el cultivo de esa disciplina artística.

“Las dos versiones anteriores tuvieron enorme convocatoria, lo que nos impulsa a seguir realizando este concurso y nos confirma que la acuarela es una disciplina que tiene una importante cantidad de cultores destacados. Este año estamos haciendo las gestiones para que la muestra viaje a Buenos Aires, Sao Paulo y Curitiba”, dijo Alberto Collados, director el Concurso y acuarelista con varias exposiciones individuales.

Pueden participar artistas profesionales o aficionados con obras realizadas únicamente con la técnica de la acuarela y sin limitaciones en el tema ni en el formato. Las obras seleccionadas se expondrán en las salas de la Liga Chileno Alemana entre el 8 y el 27 de octubre.

JURADO Y CONTACTOS

El jurado estará conformado por la ganadora de la versión 2011, Camila Grimm; el crítico Pedro Labowitz; la destacada periodista de cultura Luisa Ulibarri, entre otras personalidades del arte y la cultura. El director del concurso será el arquitecto Alberto Collados.

Las obras deben enviarse hasta el 31 de agosto de 2012 al mail concursoacuarelahw@gmail.com y las bases se encuentran en www.dcb.cl.

HARDY WISTUBA STANGE

Nació en Puerto Montt en 1925 y falleció en junio de 2010. Inició su labor artística a temprana edad, para luego ingresar a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, consagrando su vida a la pintura.

Aunque incursionó en diversas técnicas pictóricas, la acuarela es la protagonista de su pródiga obra de alrededor de seis mil cuadros, muchos de ellos en museos y colecciones nacionales e internacionales.

El paisaje predomina en su temática, destacando ese sur siempre inspirador, pero abarcando la geografía entera de Chile y algunos chispazos en el extranjero. Sus exposiciones han recorrido el país y el mundo, llegando a lugares tan remotos como China y Sudáfrica, consagrándolo como el acuarelista más destacado del Chile. Notable fue también en su perseverante y fructífera labor docente, formando una pléyade de acuarelistas que han seguido su maestría.