En Calbuco tradicional Fiesta de los Indios festejó 300 años

Con la masiva concurrencia de fieles provenientes de los diversos sectores de la comuna de Calbuco, tal como se viene realizando desde 1712, se realizó la tradicional Fiesta de los indios caciques, que en esta oportunidad festejó 300 años de existencia.

Y como no podía ser de otra manera, la fiesta de este año estuvo llena de novedades y festejos por tan especial aniversario. De esta manera la Cofradía de Fiscales, entregó el recuerdo a fiscales que ya han partido, en manos de sus familiares. De la misma forma la Municipalidad de Calbuco, entregó un recuerdo a cada uno de los Fiscales que fueron parte de esta celebración de los 300 años de la fiesta.

Esta fiesta es la culminación de un rito que comienza nueve días antes con el comienzo de la novena, la cual consiste en un rezo oficiado por los fiscales, durante las nueve noches anteriores a la salida de la fiesta.

La jornada final de la fiesta comienza muy temprano, a las seis de la mañana, los fiscales van en busca del Procurador, quien es que dirige esta fiesta, para dirigirse hasta la capilla donde se realiza la Misa de Diana y en esta la ceremonia de adoración de la cruz.

Más tarde se realiza la misa solemne y posteriormente la procesión masiva con todas los santos por los alrededores de la capilla, tras lo cual las comunidades regresan junto a sus imágenes.

Origen

El origen de la Fiesta de los Indios Caciques de Chope es el mismo que su similar en Calbuco: el alzamiento general de los indios de Chiloé en febrero de 1712 y la insubordinación del capitán del fuerte de Calbuco Alejandro Garzón Garricoichea. Los indios calbucanos, que en un principio no se comprometieron con sus hermanos chilotes, de improviso atacan al pequeño poblado ubicado en el sector de la Picuta, le prenden fuego y profanan la pequeña capilla del lugar. En esta incursión despojan a los españoles de la más preciada reliquia: la imagen de San Miguel Arcángel; los aborígenes se llevaron la imagen a un escondite seguro y la mantienen en su poder por tres meses en la isla de Huapi Abtao. Entonces, interceden los jesuitas y exigen su devolución, pero éstos a su vez solicitan un mejor trato en el tableo de alerce en las cordilleras de Melipulli y Leteu, como asimismo conmemorar cada año como propia, una novena y fiesta en la cabecera parroquial de Calbuco en nombre del santo al que más admiraban por su belleza y por el respeto que imponía su figura.

Corría el año 1912, la Fiesta de San Miguel o Fiesta de los Indios Caciques cumplía dos siglos y la localidad de Chope se separa de la Parroquia de Calbuco, constituyéndose en Parroquia de Chope. En ese momento las 13 comunidades isleñas comenzaron a llegar a ese lugar anualmente para rendir homenaje a San Miguel.

Existen algunas diferencias entre la festividad en Chope y Calbuco por ejemplo, la llegada de las imágenes, en la primera localidad lo hacen todas juntas, 11 de ellas en lancha, Máchil y Pollollo hacen un largo recorrido a pie. También hay pequeñas diferencias en algunos ritos.