Analista político afirma que la Concertación “está nuevamente desconcertada”

Una serie de declaraciones cruzadas son las que ha enfrentado la Concertación, luego de que algunos de sus principales dirigentes -José Antonio Gómez, Guido Girardi y Pepe Auth, entre otros- levantaran la tesis de la necesidad de que el conglomerado opositor se abra a la conformación de un nuevo “frente amplio de izquierda” que incluya al Partido Comunista en el corto plazo.

La Democracia Cristiana, a través de su timonel, Ignacio Walker, respondió a tal pretensión, asegurando que con el PC, los acuerdos políticos ya están hechos, y se remiten al pacto por omisión (alcaldicio), dejando de lado la posibilidad de extenderlos a los concejales, postura que parece compartir el Partido Socialista.

Más allá del cruce de declaraciones, al analizar la situación desde el punto de vista político, el analista de la Universidad de Santiago, Bernardo Navarrete, asegura que “la Concertación está nuevamente desconcertada, entre las posturas de los autoflagelantes y los autocomplacientes; aquellos que ven lo que falta, y los que esgrimen los logros de la coalición”.

De acuerdo con el investigador, resulta casi “cíclico” ver que en cada período electoral, con las circunstancias que los diferencian, “vemos a la Concertación en una especie de crisis”. Ha cambiado el contexto, “pero los actores que se enfrentan siguen siendo los mismos”.

Alcaldes y no concejales

El contraste entre el acuerdo por omisión fijado por el PC y la Concertación para la elección de alcaldes/as y la negativa a extenderlos a los concejales/as, ha sido uno de los puntos de inflexión en el conglomerado. Al respecto, Bernardo Navarrete, de la estatal  U. de Santiago, explica que “el cálculo político electoral da para que se presenten dos candidatos por comuna, de acuerdo a las reglas del binominal, y eso no se discute”, asegura.

No ocurre lo mismo en el caso de los concejales/as, dado que ahí la situación es más proporcional, y da para un juego de las cartas, más elaborado, advierte el analista.

No obstante lo anterior, Bernardo Navarrete deja en claro que la Concertación es una de las alianzas políticas más exitosas en el mundo. Según dice, “ha pasado por cuatro etapas: ser oposición a la dictadura, gobierno, Parlamento y oposición democrática, y ha funcionado relativamente bien en todas las circunstancias que se han podido dar”.

Finalmente, el académico de la casa universitaria estatal, sugiere que las preguntas de rigor vienen al momento de las elecciones parlamentarias. “Entonces habrá que ver cómo repartir las candidaturas, toda vez que nadie quiere perder sus cuotas, y tomando en cuenta que la inclusión del Partido Comunista, ya no tiene vuelta atrás”, concluye.