Policía civil recupera valiosa evidencia criminalística en lugar de accidente aéreo

Ayer martes se dio por finalizada la operación “Puerto Aguirre”, la cual tenía como objetivo la inspección de la zona donde ocurrió el accidente aéreo que terminó con la vida de ocho personas, luego que un avión ambulancia de la empresa Inaer, se estrellara en un viaje entre Punta Arenas y Santiago.

 

El grupo, compuesto por miembros de la Brigada de Reacción Táctica Metropolitana, comandos FACH y peritos del LACRIM de Puerto Montt, arribó alrededor de las 22 horas en el helicóptero Black Hawk de la FACH.

El operativo se extendió por 48 horas y arrojó resultados positivos, por cuanto los especialistas de la PDI recuperaron valiosa evidencia criminalística, la que podría ayudar a identificar a las víctimas del accidente. Estas muestras fueron puestas inmediatamente a disposición del Servicio Médico Legal, tras orden del Ministerio Público.

Durante el procedimiento, el grupo táctico tuvo que descender, desde el helicóptero Black Hawk, más de 25 metros con técnicas de rapel y enfrentar las inhóspitas condiciones climáticas existentes en el lugar, para encontrar las evidencias de interés criminalístico.

Esta es la segunda vez, en lo que va de año, que el Lacrim de Puerto Montt, los comandos de la FACH y la Brigada de Reacción Táctica Metropolitana, trabajan en conjunto para recuperar muestras desde un sitio del suceso por accidente aéreo. La primera experiencia fue el trabajo realizado en la zona del impacto de una avioneta en Quellón, donde se logró identificar a la totalidad de las víctimas. A ese operativo, se suma esta segunda experiencia en Puerto Aguirre, donde también se obtuvieron resultados positivos en la recuperación de muestras.