Dirección del Trabajo logró pago de millonaria deuda a operarios que construyen Casino en Castro

La Inspección Provincial de Chiloé logró solucionar el problema que afectó a 20 trabajadores de una empresa contratista participante en la construcción del Casino Enjoy de Castro, quienes no recibieron el pago de sus remuneraciones durante febrero y parte de marzo último, ni tampoco sus finiquitos.

El grupo de trabajadores hizo la denuncia el 2 de marzo pasado en contra de la empresa Construcción y Remodelaciones Cristian Santelices Ltda., la que terminó su relación contractual sin haberles cancelado un total de $9.036.198 por sus remuneraciones del periodo ya citado y los finiquitos correspondientes.

La investigación de la Inspección Provincial concluyó que la contratista no estaba en condiciones de asumir el pago de lo adeudado, por lo que la obligación legal recayó en Salfa Construcción S.A., la empresa principal a cargo de las obras del Casino que debe empezar a funcionar el 8 de mayo próximo.

El monto señalado será cancelado el 24 de marzo, lo cual fue refrendado gracias a los buenos oficios de la Inspección Provincial en un documento firmado por los trabajadores y el representante de Salfa.

Esta última empresa asumirá también el pago de $6.423.475 por deudas anteriores de la contratista ligadas a cotizaciones previsionales y del fondo de cesantía, además de no pagos a la Asociación Chilena de Seguridad.

Pero la cancelación de estas deudas no exime a la firma contratista denunciada de recibir las sanciones correspondientes. En este caso, se aplicó una multa  por el “no pago de remuneraciones”, equivalente a 10 UTM, cuyo valor actual es de $394.120.

Una segunda denuncia de los trabajadores en contra de la contratista no pudo ser verificada. Se trata de las malas condiciones de la cabaña que les había sido arrendada para que vivieran y que no contaba con cocina ni agua caliente. Ello, fue imposible comprobarlo porque los propios trabajadores dejaron el lugar y consiguieron alojamiento en una pensión.

El futuro laboral de todos ellos es distinto. Algunos serán contratados por Salfa S.A., mientras que el resto retornará a sus hogares, la mayoría ubicados fuera de Chiloé.