Fiscal de Corte propone aumentar penas a los autores de estafa que afectó a 174 familias de Ancud

La diputada de la UDI por la región de Los Lagos, Marisol Turres, expresó su satisfacción por la decisión de la Fiscal Judicial de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, quien propuso elevar las penas para los ex dirigentes del “Comité de Programas Habitacionales y Sociales Cardenal Raúl Silva Henríquez” de Ancud, Jorge Valenzuela Mansilla, Oscar Pacheco Serrano y Janette Chales Barrientos, quienes fueron condenados por el delito de estafa, cometido en Ancud, desde septiembre de 1999 a junio de 2003, en perjuicio de 174 familias del Comité.

 

“Me alegro que la Fiscal Judicial de la Corte de Apelaciones proponga elevar las penas de los 541 días, a 5 años y un día de cárcel efectiva para los autores de esta estafa de más de 105 millones, que afectó directamente a modestas familias de Ancud. La justicia tarda, pero llega”, indicó la parlamentaria.

“En la revisión del caso, la Fiscalía estimó que al monto nominal de la estafa de $105.560.285, se suma a los condenados la agravante de cometer el delito con abuso de confianza, ya que los acusados se aprovecharon de la seguridad depositada por los socios del Comité en sus dirigentes, apoderándose de los dineros que debían administrar, que las familias habían reunido con enormes esfuerzos para adquirir una vivienda propia, para usar esas platas en su propio beneficio” agregó.

“Hasta aquí, no ha sido posible establecer el destino de los dineros apropiados por los ex dirigentes. ¿Qué hicieron Chales, Valenzuela y Pacheco con esos 105 millones de pesos? ¿Dónde fue a parar todo ese dinero?. Quizás ahora que arriesgan cumplir penas efectivas, privados de libertad, los condenados aclaren el destino de los dineros”, apuntó la Diputada Turres.

Silencio de la DC

La parlamentaria enfatizó que hace una semana, el presidente nacional de la DC estuvo en Chiloé, proclamando a sus candidatos a alcalde, sin decir nada respecto de este escándalo, recordando que los condenados eran destacados militantes de la DC local, cercanos al ex alcalde de Ancud Pablo Ossio, quien fue condenado como autor de un delito y está por ello impedido de ser edil, y a su esposa Soledad Moreno, quien pretende ser candidata de la Concertación al municipio. “Si la esposa del señor Ossio aspira a ser alcalde, y si la directiva nacional de la DC aspira a recuperar credibilidad, debería condenar estos hechos y pedir a sus adherentes Chales, Barrientos y Valenzuela que reintegren los 105 millones defraudados a gente modesta de Ancud”, finalizó la diputada Marisol Turres.