Islas Desertores tendrán energía eléctrica de generación eólica, diesel y gas

La firma del convenio que le da el “vamos” oficial a los trabajos de electrificación rural en las siete islas que comprenden las Islas Desertores plasmaron en Chulín y Chuit el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez y el intendente de Los Lagos, Juan Sebastián Montes, quienes junto a parte del gabinete regional relacionado con el tema celebraron junto a la comunidad este importante hito.

 

El proyecto, de electrificación para las Islas Desertores, cuya inversión supera los mil millones de pesos, se desarrolló en el contexto del proyecto GEF/PNUD “Remoción de Barreras para la Electrificación Rural con Energías Renovables”, en el cual se realizaron las mediciones de viento y posteriormente se desarrolló el estudio de análisis de alternativas y el diseño de la alternativa seleccionada para contar con una solución que permitiera dotar de energía eléctrica las 24 horas del día a los habitantes de las siete islas. 

El jefe regional detalló  que en el mes de febrero del año 2010 se realizó un llamado internacional  de manifestación de interés para participar en la ejecución del proyecto de electrificación. El resultado fue que 10 empresas presentaron su interés en el proyecto, siendo Wireless Energy la compañía que se adjudicó la obra y que dotará a las islas los 365 días del año de sistemas de generación eólico-diesel/gas. 

El proyecto, informó el ministro Álvarez, abarca a las islas Auteni, Nayahue, Chuit, Chulín, Imerquiña, Talcán, de la comuna de Chaitén y una ubicada en la comuna de Hualaihué: Llanchid.  

El intendente Montes destacó esta emblemática obra para una de las localidades más apartadas de la Región de Los Lagos, que hace muchos años esperaban esta solución “que sin duda les cambiará la vida a cientos de chilenos que hacen patria en la Provincia de Palena”, expresó Montes Porcile.

El desarrollo de la ingeniería de detalle junto con las obras se proyecta que tengan una duración 402 días, por lo que dicho proyecto será inaugurado a inicios del año 2013. Cabe señalar que éste proyecto ya cuenta con acuerdo del CORE para otorgar un subsidio a la operación del sistema, a fin de que las familias beneficiarias tengan una tarifa equitativa, por un monto de 123 millones de pesos.