Puerto Montt reconoce a una nueva Hija Ilustre y a dos nuevos Ciudadanos Destacados

Una emotiva ceremonia para distinguir a una nueva hija ilustre y dos nuevos ciudadanos destacados se realizó esta tarde en el Auditorio del Edificio Consistorial de Presidente Ibáñez. 

 

En la oportunidad, el Alcalde de Puerto Montt, Rabindranath Quinteros, junto al Concejo Municipal reconocieron a la matrona, ex concejala y ex gobernadora de la Provincia de Llanquihue, María Cristina Maeztu, como Hija Ilustre; y a la dirigente social, Graciela Olavarría y al ciclista Patricio Almonacid como Ciudadanos Destacados. 

El Jefe Comunal destacó  que los tres galardonados “desde distintos roles, han dejado en Puerto Montt una huella imperecedera de compromiso, participación, talento y entrega absoluta y que constituyen inestimables ejemplos de vida para toda la comunidad”. 

Respecto a María Cristina Maeztu, el Alcalde Quinteros señaló que es “en virtud de su amplia trayectoria laboral, social y política en Puerto Montt y la zona y de su sustancial aporte al desarrollo de la comunidad, marcado por una intachable vocación de servicio y una sincera preocupación por las personas es que el concejo Municipal ha decidido entregarle este año la distinción de Hija Ilustre”. 

Por su parte, Graciela Olavarría, fue distinguida como ciudadana destacada, principalmente, por su labor como dirigente social, plataforma que le ha permitido mejorar la calidad de vida de los vecinos a los que representa. 

“Con Graciela nos liga una relación de cercanía nacida del trabajo conjunto que durante años realizamos y en los que permanentemente buscamos fórmulas para mejorar la calidad de vida de los vecinos que confiaron en ella su representación”, señaló Quinteros. 

Quien también fue reconocido como ciudadano destacado es el deportista Patricio Almonacid, quien este año en la disciplina que practica, el ciclismo, resultó ser el vencedor de la Vuelta Ciclista de Chile.

La máxima autoridad comunal señaló que “queremos verlo el año próximo nuevamente liderando la Vuelta a Chile, esta vez vistiendo la tricota de un equipo puertomontino y también en las olimpiadas de Londres 2014, donde vamos a entregarle nuestro apoyo y aliento para que, tal y como ha ocurrido hasta ahora, lleve muy alto el nombre de Puerto Montt”. 

El alcalde Quinteros finalizó la ceremonia señalando que Puerto Montt hoy honra a María Cristina Maeztu, Graciela Olavarría y Patricio Almonacid, “y les expresa también una enorme gratitud que quedará plasmada en la historia de la comuna, esa historia que, entre todos, escribimos día a día con nuestras ideas y acciones y que hoy nos permiten afirmar con orgullo que somos La Capital del Sur Austral de Chile”. 
 

Los destacados 

María Cristina Maeztu, quien recibió el máximo galardón que entrega la Municipalidad de Puerto Montt, se hizo merecedora de esta distinción por su amplia trayectoria y su compromiso social. 

Maeztu le dedicó  este reconocimiento a su familia y amigos que siempre la han apoyado en su labor y agradeció a “las mujeres que me han ayudado para cumplir las labores que he realizado en post de mejorar la comunidad”. 

La ex gobernadora agregó  “quiero hacer un llamado a todas las mujeres para que se abran un espacio en el quehacer social, es necesario hacer de Puerto Montt y del país un lugar igualitario tanto para hombre como para las mujeres”. 

La nueva Hija Ilustre de la comuna nació en Punta Arenas. De niña se trasladó junto a su familia a la ciudad de Santiago, donde cursó su enseñanza primaria y secundaria para titularse posteriormente como matrona en la escuela de Obstetricia de la Universidad de Chile. 

Ejerció como matrona de manera ininterrumpida entre 1963 y el año 2000. En 1975 y tras resentir los efectos del golpe militar, María Cristina y su familia se radica en Puerto Montt. Junto con desempeñarse como matrona en el Hospital Base, comienza a desarrollar una serie de actividades de carácter social en la comuna, presidiendo el Colegio de Matronas de Puerto Montt, e incorporándose activamente a las organizaciones sociales que promovían la recuperación de la democracia en nuestro país. 

En 1992, María Cristina Maeztu resulta electa concejal de Puerto Montt, transformándose en la única mujer integrante del concejo municipal, cargo al que repostula en 1996, obteniendo la segunda mayoría tras el alcalde electo. Desde ese lugar desarrolló un intenso y permanente trabajo con las organizaciones sociales tanto urbanas como rurales de la comuna. 

En el año 2000, y a petición de la comunidad repostula nuevamente a la concejalía obteniendo, una vez más, un importante respaldo.  No obstante, es requerida por el Presidente de la República, Ricardo Lagos, para asumir el cargo de gobernadora provincial de Llanquihue, el cual acepta y en el que permanece hasta el año 2006, marcando su gestión con un notorio sello social, esta vez extendido a todas las comunas de la provincia. 

En el año 2009, el Servicio Nacional de la Mujer de la Región de los Lagos le confirió  el premio Elena Caffarena, en la categoría mujer destacada en política, distinción reservada para aquellas mujeres que representan la integración femenina en diversos roles de liderazgo social. 

Graciela Olavarría Ascencio, ciudadana destacada, nació en la localidad de Pichi Quillaipe, sector rural de la comuna de Puerto Montt en el año 1939. En 1969 y tras algún tiempo viviendo fuera de Puerto Montt, regresó a la ciudad para levantar, con gran esfuerzo, la que hasta hoy es su casa en el sector Mirasol. Y si bien vivió durante algunos años en Argentina, el cariño por Puerto Montt y por su barrio fue más fuerte y regresó, ya de modo definitivo, en 1983.  

En esa época, Graciela y su familia instalaron una pequeña bodega de venta de leña, frutas y verduras, la que con el tiempo y el trabajo se transformó en un mini mercado que perdura hasta el día de hoy. 

Desde 1990, y con el retorno de la democracia al país, Graciela, la chelita, como muchos le conocemos, comenzó un trabajo constante y de compromiso total hacia su comunidad, a través de la junta de vecinos “Poblaciones Unidas”. 

Hasta fines de 2011 se mantuvo trabajando activamente como presidenta de la esa organización vecinal, y si bien hoy ha decidido retirarse de la actividad pública, se la reconoce como una líder social indiscutible que mantiene las puertas de su casa abierta a quienes necesiten orientación o consejo. 

El jefe comunal destacó  que “los vecinos reconocen en Graciela Olavarría, su entereza, esfuerzo, compromiso social y, por sobre todo, su profunda calidad humana, méritos que el Concejo Municipal ha considerado más que suficientes para conferirle la distinción de ciudadana destacada, en una decisión que pretende también y de modo simbólico, reconocer el aporte de los dirigentes sociales al desarrollo de la comuna”. 

Patricio Almonacid, también galardonado como ciudadano destacado, nació en Puerto Montt en el año 1979. Gracias a su esfuerzo y disciplina, y con el apoyo incondicional de sus padres y su esposa, se ha convertido en un deportista de elite, que ha sabido enfrentar grandes desafíos y que llena de orgullo y alegría a la comunidad con cada uno de sus triunfos. 

Almonacid lleva 20 años dedicados al ciclismo, con el apoyo incondicional de sus Padres Gastón y Rebeca, quienes le han alentado y respaldado, en cada momento de su trabajo como ciclista. 

Su pasión por el ciclismo, heredada de su padre, Gastón Almonacid, comienza tempranamente. Ya a los 11 años era posible verlo entrenar en las difíciles cuestas de la ciudad, soñando con que el resultado de ese duro trabajo preparatorio, lo llevaría a alcanzar importantes logros. 

Su currículo deportivo exhibe triunfos nacionales e internacionales. Chile, Argentina, Sudáfrica, Bolivia, Uruguay y Corea han sido algunos de los escenarios en los que nuestro ciudadano destacado ha concitado en interés de los especialistas y del público que lo sigue con interés y cariño. En 2008 destacó por su velocidad en los Juegos Olímpicos de Beijing y, hace algunas semanas, se coronó campeón de la competencia más importante y exigente del país, la Vuelta a Chile.