Historiadores de la Usach llaman a “no obviar que en Chile hubo una dictadura militar”

Reiterando lo que consideran una convicción profesional, expresada desde el día que se conoció la noticia, el cuerpo académico del Departamento de Historia de la Universidad de Santiago, a través de una declaración pública, insistió en la gravedad de los cambios curriculares introducidos por el Ministerio de Educación, a los textos escolares, en que se denominaría “régimen militar” en vez de “dictadura”, al período comprendido entre 1973 y 1990, y que encabezó Augusto Pinochet.

 
El texto, firmado entre otros por el reconocido historiador Julio Pinto, quien además dirige la Licenciatura en Historia en el plantel estatal; respaldado por Cristina Moyano, y el propio decano de la Facultad de Humanidades -que alberga a la carrera- Augusto Samaniego, hace un repaso histórico del período, indicando las razones por las que sí constituyó una dictadura militar.
 
Obligación académica
 
Declaran los especialistas que “conscientes de nuestra responsabilidad frente a la reconstrucción rigurosa y académica del pasado, y situados responsablemente en nuestro rol de formadores de los futuros profesores de los niños y jóvenes de este país (…) no podemos permanecer en silencio, ni obviar este aparente ‘desliz conceptual’. Debemos denunciar públicamente este ejercicio falaz de reinterpretación histórica y reiterar en una línea de investigación que devele todas las penumbras de la Dictadura Militar chilena”.
 
Asimismo, los docentes firmantes aseguran que el cambio en la denominación del período, afecta la construcción semántica de quienes se formen bajo el alero de los textos de estudio, y que ello tiene un fuerte impacto en la memoria histórica que por años, ha forjado la sociedad chilena, para no repetir hechos como los ocurridos tras el Golpe de Estado.
 
Los historiadores/as resaltan que la medida no es inocua y, aseguran, “no es una casualidad, ni un mero giro conceptual, es parte de un ejercicio sistemático y metódico, iniciado por los medios de comunicación al servicio de las clases dirigentes, continuado por los centros académicos conservadores y refrendado por quienes ejercen hoy día el control del Estado”.
 
Los integrantes del Departamento de Historia de la U. de Santiago, instan a la ciudadanía y a sus pares investigadores, a no hacerse parte de este proceso, recalcando que en su forma y fondo, el período encabezado por Augusto Pinochet, constituyó una dictadura militar.