Fuertes lluvias ayudan a extinguir incendio forestal en Palena

Las intensas precipitaciones que se registraron en la comuna de Palena en las últimas horas fue un gran aporte para ayudar en la extinción de las llamas que consumieron cerca de 40 hectáreas de matorrales y bosque nativo en el sector de El Tigre, distante a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Palena. 

 

El Gobernador de Palena, Juan Alberto Pérez, señaló que la emergencia, que se comenzó el pasado 3 de enero, consumió cerca de 40 hectáreas y registró 4 focos de fuego, originados presumiblemente por terceros y presentó en un momento una alta peligrosidad debido a que uno de los focos presenta una importante amenaza a viviendas. 

Sistema frontal

“El pasado viernes se sumó al trabajo de los brigadistas, la operación de un helicóptero que permitió apoyar las labores de combate de las llamas. Sin embargo, la gran ayuda para terminar de extinguir definitivamente las llamas fue el ingreso de un sistema frontal a la zona, que significó intensas precipitaciones”, aseguró el Gobernador de Palena, Juan Alberto Pérez, quien se trasladó al sector para constatar los daños ocasionados por este siniestro. 

Asimismo, destacó la rápida respuesta de CONAF y del trabajo coordinado con la ONEMI, que posibilitó el traslado de brigadistas del sector de Mañihuales, de la región de Aysén para generar un combate rápido de las llamas en un escenario muy complejo que estuvo marcado por las altas temperaturas que sobrepasaron los 30 grados, lo cual hacía muy difícil el trabajo. 

No obstante, la autoridad volvió a hacer un llamado a la responsabilidad de las personas para el uso del fuego, que se encuentra por el momento prohibido para labores agrícolas en la zona ya los turistas de paso quienes deben ser muy cuidadosos si realizan campamentos en áreas rurales.  

El Gobernador Juan Alberto Pérez indicó que aún se mantiene el proceso de investigación para conocer los detalles que generaron este incendio y ayudar a erradicar cualquier conducta vinculada a la intención de algunas personas que deciden incendiar predios boscosos con el objeto de crear las condiciones posteriores para la cosecha del hongo Morcella, altamente cotizado.