Expertos indican que en 20 años podría existir recuperación parcial en las Torres del Paine

Como un alivio en medio de la tragedia, ha sido tomado el control de 4 de los 6 focos del voraz incendio que afecta al Parque Nacional Torres del Paine y la posibilidad de que sea reabierto en las próximas horas, aún cuando ya se pronostica que continuarán los vientos cercanos a los 80 kilómetros por hora.

 

En ese escenario, expertos en materia forestal de la Universidad de Santiago, analizan diversos ribetes de una tragedia que, nuevamente, tiene al país en medio de la expectación mundial.

Pablo Vergara, ingeniero forestal y doctor en Ecología, advierte que “la información técnica sigue siendo muy pobre, ya que se remite a cuánta superficie se ha quemado y qué tipo de vegetación es la afectada”. El especialista añade que, sin embargo, y en base a ello, pueden hacerse algunas proyecciones.

Ante un evento, incluso de estas características, “es probable que se observen bancos de semillas que con el tiempo, darán paso a árboles hijos, según lo que se conoce de la dinámica de bosques de Lenga”, explica Pablo Vergara, quien agrega que “es probable que una vez terminado todo esto, queden extensas áreas donde sea posible una recuperación”.

Por su parte, el experto en manejo de recursos naturales del mismo plantel, Jorge Morales, sostiene que “en caso de incendios, la Lenga regenera dos veces más que aquellos individuos presentes en donde no hubo incendios”. Por eso, según ambos investigadores de la U. de Santiago, el impacto forestal es relativo.

Daños y recuperación

Ambos especialistas concuerdan en que, en términos estrictamente técnicos, el mayor daño es de tipo escénico, dado el potencial turístico que se destruyó. “En términos ecosistémicos, la extensión de lo dañado no es tan significativa, para la Región de Magallanes, pero el valor principal lo tiene desde el punto de vista de lo visible por las personas, o sea, lo que significa para los turistas y habitantes”, asegura Pablo Vergara.

Por su parte, Jorge Morales concluye que “la recuperación se verá en un par de años, en principio dada por el crecimiento de pastizales que al menos visualmente, cambiarán un tanto el panorama, mientras que un recuperación forestal más significativa, podría verse de aquí a un par de décadas”.  

Foto http://www.flickr.com/photos/b00nj/5518420208/