SEA acoge parcialmente reclamación contra mina de carbón en isla Riesco

El pasado 28 de marzo, la ONG CODEFF (Comité Nacional Pro Defensa de la Flora y Fauna) interpuso un recurso de reclamación en contra de la resolución de calificación ambiental del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) XII región, que aprobó Mina Invierno, la primera de las seis minas a rajo abierto que contempla el proyecto de extracción de carbón en Isla Riesco. El Consejo de Ministros confirmó la calificación ambiental positiva para el proyecto Mina Invierno el 12 de agosto de 2012, aunque incorporó parcialmente las reclamaciones interpuestas por CODEFF y otros organismos. Sin embargo el detalle de lo resuelto por el Consejo de Ministros, instancia máxima de reclamación del SEA, fue conocido más de tres meses después por CODEFF y la ciudadanía, recién este 15 noviembre, el Servicio emitió  respuesta oficial.

El recurso de CODEFF, presentaba reclamaciones sobre la deficiente línea de base que tenía el proyecto, tanto a nivel de fauna, como de flora, y solicitaba un aumento del área de compensación, al generarse pérdidas irreversibles de hábitat para especies amenazadas de extinción como el carpintero grande (Campephilus magellanicus) y el huemul (Hippocamelus bisulcus). A la vez, se solicitó mayor especificidad en los estudios comprometidos para éstas especies, detallando extensión y plazos, y que sus resultados se transformen en compromisos vinculantes para la empresa minera.

El Servicio de Evaluación Ambiental, sólo acogió los puntos referidos a los estudios de las especies mencionadas. Al respecto el SEA indicó que la empresa deberá señalar los alcances (duración y contenidos) de los estudios sobre el huemul y el carpintero, y -en base a los resultados-, la minera estará obligada a comprometer medidas de conservación.

Al respecto Claudia Silva, Directora Ejecutiva de CODEFF, señaló: “Es lamentable que las autoridades ambientales de nuestro país sigan aprobando Estudios de Impacto Ambiental que no proveen la información básica sobre las especies o ecosistemas a impactar, sino que se comprometen a generar ese conocimiento durante la ejecución del proyecto. La Evaluación de Impacto Ambiental es un proceso que debe realizarse antes del proyecto. No es posible medir el impacto ambiental durante la ejecución del proyecto, porque no sabemos cuál era el estado original de la población, y de detectarse impactos graves e irreversibles, el proyecto ya se encuentra aprobado. Esto sólo demuestra que la conservación de especies, que el mismo Estado chileno tiene clasificadas como amenazadas de extinción, no es una prioridad” agregando que “En todo caso, consideramos positivo que el Consejo de Ministros solicite que el estudio sobre el huemul abarque la totalidad de la Isla Riesco, utilizando un criterio ecológico, y no la delimitación de los predios del titular, que poco le importan a los huemules. Esta información será vital para la adecuada evaluación, previa, de los otros cinco proyectos mineros que la empresa tiene en carpeta para la Isla”, concluyó.