Diputada Turres pide investigar legalidad del contrato y funciones del director de Salud Municipal puertomontino

La Diputada de la UDI por el Distrito 57 Marisol Turres solicitó que la Contraloría General de la República investigue el destino de los dineros traspasados por el Servicio de Salud del Reloncaví a la Municipalidad de Puerto Montt, para efecto de financiar diversos programas de salud primaria para la población de la comuna, y la “legalidad del contrato y funciones” del director de la DISAM, Rodrigo Alarcón. 

La parlamentaria expuso en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, distintos aspectos sobre el funcionamiento de la salud primaria en Puerto Montt, recordando que este sistema se financiaba principalmente, a través de aportes estatales que transfiere el Ministerio de Salud, según el número de personas inscritas en los consultorios, y convenios con el Servicio de Salud Reloncaví, para desarrollar programas en beneficio de la población usuaria.  

Afirmó que la Dirección de Salud Municipal, si bien presentaba un déficit de financiamiento de 779 millones de pesos al momento de asumir su actual director, había recibido recursos por parte del Municipio, equivalentes a unos 844 millones de pesos hasta el mes de agosto, los cuales fueron aprobados por el Concejo Municipal.

“De acuerdo a lo que me señalan tanto personas que se atienden en los diversos consultorios como funcionarios municipales, muchos de los programas que son financiados, no estarían siendo desarrollados. Estoy hablando, de las consultas oftalmológicas que hay que derivar fuera de los consultorios municipales, las prótesis dentales de pacientes que ya fueron desdentados y que aún no reciben sus aparatos, ecografías abdominales, las mamografías y ecotomografías mamarias a mujeres menores de 50 años. También se suspendió la urgencia dental en el horario que siempre se había realizado con recursos ministeriales, de Lunes a Viernes de 17:00 a 21:00 hrs; y los Sábados, Domingos y festivos de 8:00 a 12:00 hrs”, detalló.  

“Según se ha publicado en la prensa, el Servicio de Salud Reloncaví habría realizado una auditoría al Departamento de Salud Municipal, y habría detectado bastantes problemas en el manejo de los fondos. Es decir, que de alguna manera se habrían mezclado los recursos que vienen del Per Capita, con los recursos que vienen de estos convenios”, enfatizó la Parlamentaria. “El tema está en que estos convenios no se han realizado y son muchísimas las personas en esta comuna que no han recibido la atención como es debida. Y lo que mas duele es que estos recursos fueron dispuestos en el presupuesto del año pasado para efectos de poder dar una mejor atención de salud a la gente”, agregó. 

La Diputada Marisol Turres manifestó asimismo su preocupación por la calidad en la que está contratado el actual director de la Dirección de Salud Municipal, indicando que de acuerdo con los antecedentes que han sido puestos a disposición de la comunidad a través de los medios, Rodrigo Alarcón, de profesión Ingeniero Comercial y Enfermero, no estaría contratado en la planta del Municipio, sino a contrata, a pesar de los requisitos que exige su cargo. “Una persona que está a contrata no podría estar ejerciendo cargos directivos y menos en un área tan importante como es la salud municipal”, aseguró. 

Por ello, la Diputada solicitó oficiar al Contralor General de la Republica para que tenga a la vista la auditoria que habría realizado el Servicio de Salud Reloncaví a la Dirección de Salud Municipal de Puerto Montt, “y que constate en terreno la efectividad o no de haberse desarrollado cada uno de los convenios para los que ha habido transferencia de fondos. Que asimismo determine la legalidad del contrato y de la función que está ejerciendo el Director don Rodrigo Alarcón; y que aclare si los 1700 millones de pesos transferidos desde el Servicio de Salud Reloncaví a la Municipalidad de Puerto Montt han sido destinados a  la ejecución de los convenios suscritos”, señaló.

“Con la salud municipal no se puede jugar. Aquí hay una preocupación del actual gobierno por mejorar la calidad de la atención de salud. Pero si hay malos manejos, o hay ineficiencia o un problema de gestión esto es imposible que llegue a ser una realidad” finalizó Turres.